24 oct 2020

Ir a contenido

Violencia hacia la mujer

Un pastor evangélico agredió a su esposa en plena transmisión en vivo: "Haz las cosas bien, idiota"

"Acepta la paz del Señor", dijo luego como si nada

El Periódico

El religioso no se dio cuenta que habían iniciado la transmisión y le gritó e insultó a su esposa. 

El religioso no se dio cuenta que habían iniciado la transmisión y le gritó e insultó a su esposa.  / YouTube

Un pastor evangélico se volvió viral en las redes sociales durante una transmisión en vivo en Brasil. Pero no fueron los bailes virales que se han vuelto tendencia para enseñar las parábolas bíblicas lo que llamó la atención, sino por las desafortunadas palabras que salieron de su boca, llenas de enojo, insultos y reproches hacia su esposa.

Debido a la pandemia, todas las celebraciones religiosas tuvieron que adaptarse a la nueva normalidad. Muchas misas ahora se transmiten en vivo a través de diversas plataformas y el pastor Edson Araujo, de la iglesia Dios es Amor de la ciudad de San Pablo, no estaba ajeno a esta nueva modalidad de llegar a sus fieles.

Sin embargo, lo que debió ser una tranquila sesión espiritual, se tornó en un reprochable acto de violencia que se transmitió en vivo.

El religioso no se dio cuenta que habían iniciado la transmisión y le gritó e insultó a su esposa quien estaba a cargo la parte técnica de la transmisión. Su ‘molestia’ habría sido por la posición de la cámara.

“Qué mierda. Haz las cosas bien, idiota”, gritó Araujo. Acto seguido, se puso de pie y lanzó un fuerte golpe que movió hasta la cámara. Tras su acto violento, se sentó, ‘guardando la compostura’, y empezó su sermón del día.

“Acepta la paz del Señor”, dijo, como si nada hubiera pasado. Lo que él no sabía es que sus decenas de fieles habían visto y escuchado su agresión y viralizaron el video en todas las redes sociales.

Un día después, el sábado 19 de septiembre, el hombre subió un clip, acompañado de su pareja, en el que pide disculpas por lo sucedido.

“Tenía problemas con el equipo con el que hacemos la transmisión y actué de forma equivocada. No puedo tener esa conducta ni hablar así, no corresponde a mi forma de ser. (Con mi esposa) hemos vivido juntos cuatro años y nunca hemos tenido problemas”, dijo.

“Quiero pedirle perdón a Dios, a mi esposa y quienes han confiado en mi trabajo”, añadió.