Ataques constantes

No cesan los ataques contra a la libertad de prensa en Nicaragua

Durante el mes pasado se documentaron 20 casos de violaciones a la libertad de prensa

El Estado nicaragüense mantiene un aduanero del papel, tinta y otras materias al Grupo Editorial La Prensa.

El Estado nicaragüense mantiene un aduanero del papel, tinta y otras materias al Grupo Editorial La Prensa. / EFE

Se lee en minutos

El Periódico

La ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro informó este jueves de que registró 20 ataques a la libertad de prensa en Nicaragua en agosto pasado, y alertó sobre una "ola represiva" en procesos judiciales contra periodistas independientes.

Durante el mes pasado se documentaron 20 casos de violaciones a la libertad de prensa: 11 agresiones y ataques, seis en acceso a la información, y tres procesos judiciales, según el informe mensual de monitoreo y seguimiento de esa ONG que lleva el nombre de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997).

"Del total de casos registrados 14 fueron perpetrados en contra de periodistas y otros trabajadores; en cambio seis fueron consumados contra medios de comunicación", detalló.

De las 20 violaciones a la libertad de prensa documentadas, esa ONG constató que el 80 %, es decir 16 de ellas, fueron perpetradas por agentes estatales, un 10 % por agentes no estatales, y en el otro 10 % no se pudo identificar a los agresores.

Alerta sobre "nuevo método represivo"

Asimismo, esa Fundación advirtió de que "fue evidente observar una ola represiva manifestada en procesos judiciales contra periodistas" en agosto pasado.

"Alertamos de este nuevo método represivo que utiliza el Gobierno actual en su feroz intento por intimidar y silenciar la labor informativa de la prensa independiente", avisó.

La Fundación indicó que al menos tres comunicadores han sido acusados por el delito de injurias y calumnias, aunque no los identificó.

La periodista Kalua Salazar, jefa de prensa de la emisora La Costeñísima, y los comunicadores William Aragón, Elsa Espinoza y David Quintana han recibido querellas por injurias y calumnias, según el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN).

Por otro lado, la Fundación observó que "todavía persiste un ambiente adverso, sin ningún tipo de garantías, para que los hombres y mujeres de prensa puedan ejercer su labor periodística sin ningún tipo de obstáculos" en Nicaragua.

"Ataques se han recrudecido desde julio"

El informe no incluye el embargo del Canal 12 de televisión, un medio de comunicación no oficialista al que el Estado reclamó esta semana una supuesta deuda de 21 millones de córdobas (607.990 dólares).

Te puede interesar

El Estado de Nicaragua también mantiene embargado desde diciembre pasado el edificio donde funcionaba el canal de televisión 100 % Noticias, así como la vivienda donde funcionaban las revistas digitales Confidencial y Niú y los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche, que dirige Carlos Fernando Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), y ambos críticos con el Gobierno.

Según esa Fundación, los ataques contra periodistas y medios independientes, que se incrementaron tras las protestas masivas contra el presidente Daniel Ortega en abril de 2018, se han recrudecido desde julio pasado, cuando se registraron 30 en un mes, una cantidad superior comparada con los 52 denunciados en los tres meses anteriores.