24 oct 2020

Ir a contenido

sigue la guerra entre ambos gigantes

EEUU seca a WeChat y prorroga la vida de TikTok

El Departamento de Comercio prohíbe a partir del domingo las descargas de ambas aplicaciones chinas

La aplicación de vídeos cortos tiene hasta el 12 de noviembre para cumplir con las exigencias de la Casa Blanca

Ricardo Mir de Francia

La ’app’ Tik Tok, en un móvil.

La ’app’ Tik Tok, en un móvil. / JENS KALAENE (DPA)

WeChat tiene los días contados en Estados Unidos, mientras TikTok gana tiempo para finalizar su venta a una compañía estadounidense. Esas son las principales conclusiones que se extraen de las medidas anunciadas este viernes por el Departamento de Comercio, el último capítulo del pulso que mantiene la Administración de Donald Trump con dos de las joyas de la tecnología china en el mundo. A partir del domingo, las descargas y actualizaciones de ambas aplicaciones quedarán prohibidas en EEUU y, en el caso de WeChat, también todas las transferencias monetarias y cualquier tipo de servicios en internet que permitan a la aplicación operar normalmente. Unas restricciones que no se aplicarán a TikTok hasta el 12 de noviembre.

WeChat será el principal perjudicado de la criba, al menos de forma inmediata, una aplicación que combina servicios de mensajeríaredes sociales y transferencias de dinero. Propiedad de Tencent, la mayor compañía de videojuegos del mundo, tiene más de 1.000 millones de usuarios en el mundo, de los cuales unos 20 millones la utilizan diariamente en EEUU, principalmente entre la diáspora china y las empresas con negocios en Asia. Si bien WeChat no quedará del todo prohibida a partir del domingo, su funcionalidad se verá seriamente afectada, con velocidades que prácticamente impedirán que se carguen las páginas, según han explicado fuentes de Comercio. Sus funcionarios también han anunciado que en el futuro podrían vetar también que sea utilizada por los estadounidenses que residen en el extranjero.

"Las acciones de hoy demuestran una vez más que el presidente Trump hará todo lo que esté en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista Chino", ha dicho el secretario de Comercio, Wilbur Ross, tras anunciar las nuevas medidas. Ross ha afirmado que ambas aplicaciones recogen "vastas cantidades de datos" de sus usuarios, desde la identidad de sus ordenadores, a los datos de localización o su historial de búsqueda, básicamente lo mismo que hace cualquier otra aplicación. "Las dos son participantes activas del complejo civil-militar chino y deben cooperar de forma obligatoria con sus servicios de espionaje".

Censura china

Su Administración nunca ha presentado pruebas de que el Gobierno chino haya tenido acceso a los datos de los usuarios estadounidenses y la mayoría de expertos creen que sus argumentos no son más que un pretexto para dejar fuera del mercado estadounidense a la tecnología china. Una estrategia que se explica por motivos políticos, pero también puramente económicos, dada la creciente amenaza que China representa para el papel hegemónico de EEUU en el mundo. También es verdad que 'hackers' chinos han sido acusados de robar información de empresas y agencias gubernamentales estadounidenses. O que Pekín prohíbe la actividad de muchas aplicaciones y compañías norteamericanas en su ciberespacio. Facebook, Twitter, YouTube o Google están censuradas en China

De modo que se podría decir que Trump solo está haciendo lo mismo que su rival geopolítico hace con las tecnológicas estadounidenses, por más que sus maniobras tengan pocos precedentes en el capitalismo de libre mercado norteamericano. A TikTok todavía no le ha cerrado la persiana. Comercio le ha dado hasta el 12 de noviembre, una vez pasen las elecciones presidenciales, para que acabe de resolver su futuro.

La subsidiaria de ByteDance parece haber llegado a un acuerdo con Oracle y Walmart, respaldado también por varios fondos de inversión, para que se hagan cargo de sus operaciones en EEUU. Pero apenas han trascendido detalles y no está claro que satisfaga las condiciones de la Casa Blanca, que exige que sus empresas se hagan con la mayoría del capital de la compañía. Oracle y TikTok solo han dicho que tienen un acuerdo para asociarse, en el que la compañía de 'software' prestaría servicios en la nube y almacenamiento de datos a la aplicación china de vídeos cortos.

Por el momento, TikTok verá cómo su aplicación deja de estar disponible en las tiendas de Apple o Google a partir del domingo, aunque todos aquellos que se la hayan descargado antes del 20 de septiembre podrán seguir utilizándola. La compañía no está contenta con las últimas directrices de Comercio. "Ya nos hemos comprometido a aplicar unos niveles transparencia y rendición de cuentas que no tienen precedentes, mucho mayores de los que tienen otras aplicaciones", ha dicho su portavoz.