03 dic 2020

Ir a contenido

ACOSO A LA OPOSICIÓN RUSA

Hallan trazas de un agente nervioso en las botellas de agua del hotel de Navalni

El equipo del opositor revela que no fue envenenado en el aeropuerto

El Periódico

Botellas de agua en la habitación de Navalni en Tomsk que, supuestamente, contenían un agente nervioso.

Botellas de agua en la habitación de Navalni en Tomsk que, supuestamente, contenían un agente nervioso. / REUTERS

El equipo del opositor ruso Alexei Navalni ha asegurado que un laboratorio alemán ha encontrado trazas de un agente nervioso en las botellas de agua localizadas en la habitación de su hotel en la ciudad siberiana de Tomsk, desde donde partió rumbo a Moscú antes de sentirse indispuesto en pleno vuelo el 20 de agosto. Inicialmente, las primeras indagaciones apuntaban a que Navalni fue envenenado en el aeropuerto.

El equipo de Navalni ha hecho servir la cuenta en instagram del político para publicar el vídeo de un supuesto registro realizado en la habitación poco después de que cayese enfermo, con vistas a recabar pruebas en caso de una futura investigación.

El vídeo muestra varias botellas de agua localizadas en la estancia y que habrían sido entregadas después a un laboratorio alemán, que habría detectado trazas de un agente nervioso tipo Novichok, al que los expertos de Alemania han atribuido el repentino empeoramiento de la salud de Navalni.

Participación de la OPAQ

El Gobierno alemán, que ya ha dado por hecho que Navalni fue envenenado y ha pedido explicaciones a las autoridades rusas, ha solicitado la intervención en el caso de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que ha confirmado una "asistencia técnica" para esclarecer el "supuesto envenenamiento".

Un equipo de expertos ha recogido muestras de Navalni para realizar un análisis independiente y cuyo resultado aún se desconoce. Según Berlín, un laboratorio francés y otro sueco también han verificado con exámenes propios que el opositor ruso fue intoxicado con un agente nervioso.

Navalni, entretanto, continúa mejorando en el hospital Charité de la capital alemana, hasta el que fue trasladado el 22 de agosto. Tras despertar la semana pasada del coma inducido, el activista ya se levanta de la cama y esta misma semana compartió su primera imagen en el centro para dar cuenta de su progresiva recuperación.

Temas Rusia