27 oct 2020

Ir a contenido

Presuntos implicados

Detenidos tres jueces de Eslovaquia por el asesinato del periodista Jan Kuciak

Los trabajos de investigación de Kuciak destaparon además una serie de casos de corrupción dentro del poder judicial eslovaco

El Periódico / Europa Press

El asesinato de Kuciak levantó la indignación de una parte de la sociedad eslovaca.

El asesinato de Kuciak levantó la indignación de una parte de la sociedad eslovaca. / EPA/NEWS AND MEDIA HOLDING

La Policía de Eslovaquia ha detenido este lunes a tres prominentes magistrados de la judicatura del país y a otros dos presuntos cómplices por diversos delitos de corrupción, dentro del marco de la investigación del caso del asesinato del periodista Jan Kuciak y su prometida en febrero de 2018.

La prensa eslovaca ha señalado que entre los detenidos se encontrarían la presidenta del Tribunal Regional de ZilinaEva Kyselová; un juez del distrito de esta misma ciudad, Daniel Béres; y un magistrado ahora jubilado.

"Las últimas sospechas de los medios de comunicación sobre delitos judiciales que propiciaron estas últimas detenciones muestran que se necesita una reforma judicial", ha dicho la ministra de Justicia, Mária Kolíková.

En los dos últimos años, la Policía eslovaca ha estado investigando redes de corrupción dentro del poder judicial, el cual ha sido señalado después de que algunos de sus miembros hubieran recibido supuestos sobornos por parte del millonario local Marian Kocner, quien quedó absuelto en septiembre de las acusaciones que le implicaban en el asesinato de Kuciak, aunque la Fiscalía apeló la decisión.

Los trabajos de investigación de Kuciak destaparon además una serie de casos de corrupción dentro del poder judicial eslovaco. En marzo fueron arrestados trece jueces, incluida la antigua secretaria de Estado de Justicia, Monika Jankovska, quien habría manipulado los procedimientos judiciales en favor de Kocner.

El asesinato de Kuciak levantó la indignación de una parte de la sociedad eslovaca, que salió a las calles de las principales ciudades del país, exigiendo la renuncia del Gobierno socialdemócrata de entonces.