Represión contra políticos

Detenidos dos diputados opositores en Hong Kong por su participación en protestas

La policía les acusa de asamblea ilegal, daños criminales y obstrucción a la justicia

El diputado opositor Lam Cheuk-ting, en una imagen de archivo.

El diputado opositor Lam Cheuk-ting, en una imagen de archivo. / ANTHONY WALLACE (AFP)

Se lee en minutos

Adrián Foncillas

La policía de Hong Kong ha detenido este miércoles a dos parlamentarios prodemocráticos por su participación en la ola de protestas que el pasado año se vivió en la excolonia británica. La operación, que se ha saldado con otros 14 arrestos, es el último hostigamiento al bando antigubernamental tras la aprobación meses atrás de la nueva ley de seguridad. La policía les acusa de asamblea ilegal, daños criminales y obstrucción a la justicia.

El Partido Democrático ha confirmado la detención en sus domicilios de Ted Hui y Lam Cheuk-ting. Están acusados de participar en el asedio de una comisaría policial el 6 de julio y a la pelea en Yuen Long del 21 de julio conocida como los "incidentes 721".

Lo ocurrido en aquella estación de metro del extrarradio aún perturba al bando antigubernamental, apuntala sus odios contra la policía y Carrie Lam, la jefa ejecutiva, y genera manifestaciones de recuerdo. Los manifestantes regresaban ya de noche tras una de las jornadas más intensas y fragorosas cuando fueron recibidos a palos por decenas de tipos enmascarados, vestidos con camisetas blancas, y con más que probables vínculos con las triadas o mafias locales. La tardanza policial en acudir confirmaría, según los manifestantes, la connivencia de las autoridades con los facinerosos. El Gobierno explicó que todos sus agentes estaban destinados a los distritos céntricos para lidiar con el caos y la violencia, que llegaron tan pronto como pudieron y que la media hora empleada no es excesiva en una ciudad en llamas. Un examen reciente del comité de supervisión policial concluyó que no existían evidencias de connivencia y justificó la ausencia de arrestos para no aumentar la tensión.

La policía acusa a Lam Cheuk-ting de "causar problemas" al trasladar las protestas a la estación que derivaron en las palizas. El legislador hubo de ser hospitalizado por heridas en el labio que requirieron 14 puntos de sutura. "Hong Kong se ha convertido en un lugar ridículo. Los policías corruptos se han convertido en las herramientas de las autoridades para reprimir a la disidencia y ahora incluso difuminan la frontera entre el bien y el mal para señalar a una víctima como culpable", ha dicho el diputado mientras era detenido. Amnistía Internacional ha animado a las autoridades a llevar ante la justicia a "los verdaderos culpables de la violencia en Yuen Long en lugar de usar el incidente como pretexto para arrestar a rivales políticos".

Magnate de la prensa

Te puede interesar

La operación policial llega dos semanas después de que Jimmy Lai, el más célebre magnate de la prensa local, saliera esposado de su mansión tras ser acusado de colaborar con fuerzas extranjeras. El propietario del 'Apple Daily', un tabloide que alterna contenidos banales con descarnadas críticas a los gobiernos de Pekín y Hong Kong, se reunió en el 2019 con el secretario de Estado, Mike Pompeo, el vicepresidente, Mike Pence, o el antiguo asesor presidencial, John Bolton.

Pekín aprobó dos meses atrás y por la vía de urgencia la ley de seguridad de Hong Kong que persigue la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras. Para el bando antigubernamental supone el fin de los derechos y libertades que la excolonia disfrutaba en virtud del principio "un país, dos sistemas", mientras Hong Kong y Pekín la defienden como la imprescindible herramienta para acabar con las protestas. 

Temas

Hong Kong