Conflictos militares

Israel ataca puestos de Hamás en Gaza en respuesta a globos explosivos

El Ejército israelí informó que los artefactos incendiarios fueron lanzados desde la franja hacia su territorio además de que se han presentado disturbios en la valla fronteriza

Tanques del Ejército de Israel en la franja de Gaza.

Tanques del Ejército de Israel en la franja de Gaza. / AFP

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Ejército israelí atacó varios puestos militares de Hamás en Gaza, en respuesta a los globos incendiarios y los disturbios en la valla fronteriza, informó un comunicado militar.

"Hoy, globos incendiarios y con explosivos fueron lanzados desde la franja de Gaza hacia Israel. Además, esta tarde, docenas de manifestantes instigaron revueltas a lo largo de la valla de seguridad de la franja", explica la nota castrense.

Enfrentamientos violentos

"En respuesta, hace poco, tanques de las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron un número de puestos de observación militares pertenecientes a la organización terrorista Hamás en Gaza", añade el escrito.

Los disparos con tanques siguen a otro incidente violento esta noche en Belén, cuando tropas israelíes dispararon contra un sospechoso que pretendía lanzar un cóctel molotov cerca de la Tumba de Raquel, en territorio palestino ocupado.

Se trata de la sexta noche consecutiva con enfrentamientos armados en Gaza, tras una semana de lanzamiento de globos incendiarios que ha quemado cientos de hectáreas en territorio israelí.

Piden fin al bloqueo

Esta noche, jóvenes palestinos, miembros de las denominadas "Unidades de Disturbios Nocturnos", se manifestaron en la zona fronteriza, donde quemaron neumáticos y lanzaron explosivos y cócteles molotov a la valla divisoria.

Noticias relacionadas

Los manifestantes exigían a Israel el levantamiento del bloqueo a la franja, impuesto cuando tomó el poder en ella el movimiento islamista Hamás, en 2007, que se cumplan las condiciones para el alto el fuego mediado por Egipto y Catar y se permita llevar a cabo proyectos humanitarios en el enclave, cuya economía está hundida tras 13 años de cerco.

Además de los bombardeos nocturnos, en respuesta a la tensión Israel ha prohibido la pesca en las aguas de la franja, ha cerrado el paso fronterizo de Kerem Shalom, única entrada de productos comerciales, y ha parado los envíos de combustible, lo que ha llevado a que la única planta eléctrica del enclave anuncie que parará su actividad el martes y que la población volverá a sufrir cortes de electricidad de hasta doce horas.