22 sep 2020

Ir a contenido

Violencia policial

Protestas y enfrentamientos en la capital de Bielorrusia dejan varios heridos

La ciudad de Minsk se ha convertido en el campo de batalla luego del triunfo electoral de Alexandr Lukashenko ya que sus opositores no reconocen los resultados oficiales

El Periódico

Enfrentamientos en la ciudad de Minsk, Bielorrusia.

Enfrentamientos en la ciudad de Minsk, Bielorrusia. / Reuters

Varias personas resultaron heridas en los violentos enfrentamientos ocurridos tras el cierre de los colegios electorales en Minsk, entre la policía antidisturbios y manifestantes opositores indignados con la victoria del presidente, Alexandr Lukashenko, en los comicios presidenciales del domingo.

Los servicios sanitarios informaron del ingreso de varios heridos en hospitales de la capital, aunque la policía local no lo ha confirmado.

Violencia policial

En un vídeo publicado por la prensa local se puede ver cómo un camión de la policía atropella a un grupo de manifestantes en el centro de la capital, accidente en el que habrían resultado heridas varias personas.

La policía recurrió a balas de goma, mangueras y granadas ensordecedoras para dispersar a los miles de manifestantes, que en una de las avenidas de la ciudad levantaron una barricada con bidones y otros objetos del mobiliario público.

También se informa de la llegada de numerosas ambulancias a las zonas de la ciudad donde se han producido los choques más violentos, que también se han registrado en otras ciudades de este país, presidido por Lukashenko desde 1994.

Enfrentamientos en otras ciudades

La prensa habla de protestas en Brest, Gomel, Grodno y Vitebsk, entre otras, aunque la líder opositora, Svetlana Tijanóvskaya, había instado a los bielorrusos, “civiles y de uniforme”, a no recurrir a la violencia tras las presidenciales.

Una vez estallaron los enfrentamientos, Tijanóvskaya se dirigió de nuevo a manifestantes y fuerzas de seguridad para frenar la violencia. “Quiero pedir a la policía y a las tropas (de Interior) que recuerden que son parte del pueblo. Y a mis votantes que abandonen las provocaciones y no den motivos para el uso de la violencia en su contra. Por favor, cesen la violencia”, dijo.

Lukashenko, cuyo poder se sustenta en el Comité de Seguridad del Estado (KGB), había advertido al votar en la mañana del domingo que no permitiría una revolución a la ucraniana y descartó que el país se pudiera ver abocado a una “guerra civil”.

Recuento electoral

Mientras el sondeo oficial encargado por el Gobierno otorga a Lukashenko una victoria con el 79,7 % de los votos y a Tijanóvskaya apenas un 6,8 %, el recuento paralelo de la oposición da un resultado muy diferente: un 80 % a favor de la candidata de la oposición unificada.

El exiliado candidato opositor Valeri Tsepkalo, que apoyó a Tijanóvskaya en los comicios, advirtió que la opositora podría no reconocer los resultados y recurrir a los tribunales.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, había pedido a las autoridades que garantizaran unas elecciones “pacíficas, libres y justas”.