Pandemia

Autobuses de Nueva York distribuyen mascarillas de forma gratuita

Las autoridades de esta ciudad informaron que es una medida orientada a cuidar a los operadores y pasajeros de posibles contagios de coronavirus y de fomentar el respeto mutuo

Dispensadores de mascarillas en los autobuses de Nueva York.

Dispensadores de mascarillas en los autobuses de Nueva York. / EFE

1
Se lee en minutos
El Periódico

La Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York (MTA, por su sigla en inglés), anunció este miércoles que instalará dispensadores de mascarillas quirúrgicas en sus autobuses, para que todos los pasajeros las puedan usar de manera gratuita mientras se encuentran en este tipo de transporte público.

La MTA señaló que ya instaló 100 dispensadores en seis rutas distintas en tres de los cinco distritos que forman Nueva York. De momento, los más beneficiados por este programa serán los habitantes de El Bronx, Staten Island y Queens, las zonas que recorren las seis rutas iniciales.

Para finales de agosto, la MTA espera haber instalado dispensadores en más de 400 autobuses y 20 rutas como parte de este programa piloto.

Respeto a los demás

"Esta es otra importante manera de buscar soluciones para asegurar que los clientes pueden obtener una mascarilla de manera conveniente, si han perdido o se han olvidado la suya cuando se suben a un autobús", explicó en un comunicado el presidente de la Compañía de Autobuses de la MTA, Craig Cipriano.

"Cuando te cubres la cara en el transporte público, lo estás haciendo por respeto al resto de los pasajeros y por la salud y la seguridad de los operadores de los autobuses", agregó Cipriano. "Y además, es la ley", aseveró el portavoz en referencia al carácter obligatorio de las mascarillas en el sistema de transporte público de Nueva York.

Programas especiales

Noticias relacionadas

Cada dispensador de plástico, que quedará fijado a los asideros del autobús, tiene una capacidad para unas 50 mascarillas, y será repuesto diariamente.

El anuncio del programa de mascarillas se produce después del lanzamiento de la "Operación Respeto", una nueva iniciativa de la MTA que consiste en un "Escuadrón de Mascarillas" formada por cientos de voluntarios que las distribuirán directamente a los pasajeros en el metro, autobuses, y la red de ferrocarril.