Ola de violencia

Trump detiene el envío de agentes federales a Nueva York

El gobernador de Nueva York convenció al presidente de los EEUU para que al menos por el momento, no mande elementos policiales a esa ciudad

La Quinta avenida de Nueva York, casi desierta por el coronavirus. 

La Quinta avenida de Nueva York, casi desierta por el coronavirus.  / EFE / PETER FOLEY

Se lee en minutos

El Periódico

El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, informó que tras sostener una "buena conversación" con el presidente Donald Trump, este aseguró que por el momento no enviará agentes federales a este estado como ha anunciado, para combatir la "ola" de violencia criminal que según el jefe de la Casa Blanca, afecta la ciudad.

Cuomo informó además que durante su conversación con el mandatario republicano, este le indicó que antes de tomar la decisión de enviar agentes federales a la ciudad de Nueva York, tendrían otra conversación.

"Hablé con el presidente al respecto y no creo que haya ninguna justificación para enviar tropas federales o agentes federales a la ciudad de Nueva York", indicó en un comunicado. El gobernador aseguró a Trump, que "no hay propiedad federal que esté en peligro y que pueda justificar que el Gobierno federal tenga que enviar agentes" a esta ciudad.

El despliegue de agentes federales

El presidente advirtió que enviaría agentes federales a varias ciudades demócratas como Nueva York, Chicago, Filadelfia y Baltimore, entre otras, para contener lo que consideró una violencia "peor" que en Afganistán.

Agentes federales del Departamento de Seguridad Nacional ya han sido enviados a Portland (Oregón), y otras agencias se han desplazado con el argumento de que se les necesita para contener unas protestas contra el racismo que ya duran más de 50 días, pero las autoridades locales han denunciado que están empeorando las cosas.

El anuncio de Trump de enviar agentes a Nueva York no fue del agrado del alcalde de esta ciudad, Bill de Blasio, que advirtió que si eso ocurre, acudiría a los tribunales y escribió una carta al fiscal general, William Barr, para advertirle. Cuomo, en su lugar, optó por hablar directamente con Trump.

Truco electoral

"La ley constitucional es clara al respecto. La nación no tiene una fuerza de Policía federal para desplegar a su discreción. La vigilancia se deja a los estados", argumentó el gobernante demócrata.

Te puede interesar

"El presidente y yo tuvimos una buena conversación. Dijo que no enviaría tropas a Nueva York" y, aunque no ha tomado una decisión final, "dijo que hablaríamos antes de que él hiciera algo", afirmó.

Líderes demócratas han catalogado la acción de Trump, candidato a la reelección en noviembre próximo, como un "truco político" contra estados demócratas. Los primeros agentes federales se desplegarán en Chicago y Albuquerque (Nuevo México), pero la Casa Blanca apuntó hoy que a ellas se sumarán otras como Detroit y Cleveland en las próximas semanas.