Igualdad

Perú promulga una ley para garantizar la equidad de género en cargos públicos

El Gobierno peruano quiere impulsar con esto que al menos 40 % de los puestos electorales sea para mujeres y aumentarlo progresivamente hasta llegar a la paridad total

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, con parte de su gabinete.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, con parte de su gabinete. / Reuters

Se lee en minutos

El Periódico

Perú tendrá listas con hombres y mujeres en posiciones alternas en las elecciones a cargos públicos, empezando por los comicios generales que se realizarán el próximo mes de abril, después de que el presidente Martín Vizcarra, promulgara una ley para impulsar la paridad de género.

Vizcarra firmó la norma aprobada recientemente por el Congreso durante una conferencia televisada desde el Palacio de Gobierno, tras el Consejo de Ministros celebrado este miércoles, junto a otras dos leyes que son parte de la reforma política impulsada por el Ejecutivo.

Derechos y oportunidades

De esta forma, las listas de candidatos para las elecciones generales de 2021 tendrán alternancia entre hombres y mujeres, pero no necesariamente una paridad total, pues el texto contempla una cuota mínima del 40 % de mujeres para este proceso electoral, que se irá incrementando en los próximos años progresivamente hasta alcanzar el 50 %.

"Ha sido un reclamo permanente por nuestra parte. La mujer no solo tiene el derecho sino la oportunidad de ser elegida en cargos públicos de toda índole, pero es difícil si no están en los listados de los partidos políticos", explicó Vizcarra.

El jefe de Estado también promulgó la ley que crea la circunscripción electoral de peruanos en el extranjero, de manera que estos estarán representados directamente en el Congreso con dos escaños, como si fuese una región más del país. Estas curules se elegirán en función de los votos emitidos en los consulados de Perú en el extranjero, donde acostumbran a votar cerca de un millón de peruanos.

Conflictos con el Congreso

Otra importante ley rubricada por Vizcarra fue las nuevas condiciones para elegir a los miembros del Tribunal Constitucional, de modo que el proceso se realice por un concurso de méritos y ya no se vea condicionada a los intereses de las fuerzas políticas representadas en el Congreso.

El mandatario recordó que esta fue la razón por la que decidió el cierre constitucional del anterior Congreso, en septiembre del año pasado, cuando el parlamento entonces dominado con mayoría por el opositor partido fujimorista Fuerza Popular quiso poner en el TC a magistrados que frustrasen la reforma política.

Para evitarlo, el Gobierno entonces encabezado por Salvador Del Solar como primer ministro presentó una cuestión de confianza que fue "ignorada" por el Congreso, lo que fue considerado por Martín Vizcarra como una negativa a la moción presentada, lo que abría las puertas a la disolución constitucional del hemiciclo.

Disputas políticas

El presidente peruano expresó su satisfacción por que el actual Congreso, elegido en unas elecciones extraordinarias celebradas en enero, haya sacado adelante estas tres leyes en sintonía con lo propuesto por el Ejecutivo.

Sin embargo, estas tres normas no han evitado una nueva confrontación entre el Gobierno y el nuevo Congreso, pues el parlamento todavía no aprueba en segunda votación la ley que impide participar en las elecciones a personas que tengan condenas vigentes por cualquier delito.

Asimismo, el Legislativo modificó el proyecto de ley para eliminar la inmunidad parlamentaria, de manera que los legisladores cambiaron el texto para quedar exentos de culpa por sus actos como legisladores y al mismo tiempo retirar sus fueros al presidente, a los ministros y a los magistrados del Tribunal Constitucional, entre otras autoridades.

Te puede interesar

El texto, aprobado de manera exprés en cuestión de cuatro horas, es susceptible de que sea declarado inconstitucional por el TC, al tratarse de una reforma constitucional que ha sido procesada sin previo debate en comisiones parlamentarias. En ese sentido, el primer ministro de Perú, Pedro Cateriano, subrayó que uno de sus propósitos si es investido por el Congreso el próximo 3 de agosto, es garantizar unas "elecciones libres, neutrales y democráticas".

"Vamos a hacer todo lo posible para que sean unos comicios con reglas claras y que no generen turbulencia política. Hay un mandato del pueblo mediante un referéndum que debe ser la base para garantizar unas elecciones auténticamente democráticas", recordó.