LA CARRERA ESPACIAL

China lanza su primera misión a Marte

La misión Tianwen-1 ha despegado este jueves y llegará al planeta rojo en febrero de 2021

El proyecto cumplirá varios hitos a la vez, marcando un punto de inflexión de cara a otras potencias espaciales

China lanza su primera misión a Marte. / AP/ CAI YANG / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Valentina Raffio

China ya está rumbo a Marte. Este jueves, la agencia espacial asiática ha lanzado la misión Tianwen-1 que, tomando el nombre de un poema tradicional, sale de la Tierra para responder a las 'Preguntas celestiales' sobre los misterios del cosmos. El lanzamiento, aunque anunciado, no ha sido retransmitido en directo. Según reportan los medios locales, cientos de personas se reunieron en los alrededores de la plataforma de lanzamiento de Wenchang, en la isla china de Hainan, para presenciar el acontecimiento. De ahí las temblorosas imágenes del evento. Y la tardía confirmación del despegue, remitida desde el 'China Daily' una vez la nave había partido con éxito. 

Se trata de la primera misión china a Marte. Pero no solo eso. También se trata de una misión que, si se logra, cumplirá varios hitos de golpe. La nave orbitará el planeta rojo. Aterrizará en él. Desplegará un rover dotado de hasta 13 instrumentos científicos a bordo para explorar el terreno. Y, mientras, mantendrá un orbitador explorando, desde lo alto, el suelo marciano. Todo en una sola misión. "Si se logra, supondrá un gran avance técnico", argumentan los investigadores involucrados en el proyecto en la revista 'Nature Astronomy'. Nunca nadie había logrado tachar todos estos ítems de una sola vez. Y mucho menos en solitario. 

La Tianwen-1 tiene previsto llegar a Marte en febrero del 2021. Allí, antes o después, se encontrará con las otras misiones que en estos días despegan desde el planeta Tierra. El orbitador 'Hope' de los Emiratos Árabes, lanzado este lunes. Y la misión 'Perseverance' de la NASA, que saldrá la semana que viene. La confluencia de estos proyectos no es casual. Las agencias espaciales aprovechan en estos días el breve periodo en el que la Tierra y Marte están más cerca de lo habitual para lanzarse en la carrera hacia el planeta rojo; algo que ocurre cada 26 meses aproximadamente. Ahora mismo, los planetas están a unos 55 millones de kilómetros. Tan 'cerca' como el equivalente a 5.000 viajes de ida y vuelta entre París y Nueva York. 

La conquista del planeta rojo

Noticias relacionadas

Ahora que la carrera hacia el planeta rojo se reactiva, tras décadas estancada, resurgen las rivalidades políticas entre naciones. La conquista del espacio exterior, de hecho, se planteó desde el principio como una competición científica, tecnológica y geopolítica. Durante la Guerra Fría, el juego era entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Ahora, la rivalidad se centra entre otros jugadores. Europa tiene sus propias ambiciones espaciales. Igual que India, Israel, Japón, Estados Unidos y China. Esta última, sin embargo, apuesta por continuar su camino en solitario.

El alunizaje de China en el lado oscuro de la Luna, lograda a principios del 2019, sorprendió al mundo porque, hasta entonces, nadie sabía que había una misión en curso. Ahora que el país asiático se dispone a pisar el suelo marciano, los científicos responsables de la misión auguran diferentes logros. Siendo pragmáticos, se espera que "la Tianwen-1 sea la misión más completa para investigar la morfología, la geología, la mineralogía, el ambiente espacial y la distribución del suelo y el hielo de agua en Marte". Pero, mirando ya hacia las estrellas, las esperanzas son que "Marte ofrezca una oportunidad sustancial y pragmática para responder preguntas clave sobre la existencia de vida extraterrestre, el origen y la evolución del Sistema Solar y explorar la posibilidad de instalar hábitats humanos".