14 ago 2020

Ir a contenido

covid-19

La presidenta boliviana, Jeanine Áñez, se contagia de coronavirus

Varios integrantes del Gobierno provisional se encuentran en la misma situación

La pandemia avanza con fuerza y el país se encuentra a las puertas del colapso sanitario

Abel Gilbert

 La senadora opositora Jeanine Añez se autoproclamó presidenta interina en noviembre pasado.

 La senadora opositora Jeanine Añez se autoproclamó presidenta interina en noviembre pasado. / EFE

Jeanine Áñez se dejo ver apesadumbrada ante las cámaras. Bajo ese estado de aflicción comunicó que había contraído el coronavirus. "Me hice la prueba y también me he dado positivo", dijo la presidenta interina.  La noticia de su contagio la encontraba en medio de fuertes disputas políticas entre los sectores de la coalición de derechas que gobierna tras el golpe de Estado de noviembre, y que están relacionadas con la falta de una candidatura fuerte para las presidenciales de setiembre. Si los adversarios de Evo Morales no se unen, el Movimiento al Socialismo (MAS) podría ganar los comicios. "Trabajaré desde mi aislamiento. Juntos, vamos a salir adelante", dijo Áñez, de 53 años y una de las candidatas de la facción conservadora. El covid-19 le llegó al cuerpo bajo esas circunstancias. "Gracias de corazón por todos los mensajes de afecto y buenos deseos. Esta es sólo una prueba más de la vida que enfrentaré con la misma fortaleza de siempre. Mi Fe y el apoyo de los bolivianos me guían y acompañan", dijo a través de twitter.

La infección de la mandataria provisional había sido precedida por situaciones similares del del ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, y sus colegas de Minería, Jorge Fernando Oropeza, y de Salud, Eidy Roca.  La presidenta de la cámara de Senadores, Eva Copa, se encuentra bajo aislamiento preventivo. Asimismo, el diputado opositor Julio Jiménez murió el lunes pasado, por las mismas causas.

Crisis sanitaria

El covid ha entrado con fuerza al Palacio Quemado, la sede del Ejecutivo, mientras la amenaza de colapso sanitario ronda en el país. Bolivia ha confirmado este jueves 1.129 nuevos casos a escala nacional, con lo que contabiliza 44.113 contagios. Los fallecimientos ascienden en total a 1.638. Santa Cruz, La Paz y Cochabamba acumulan el 75% de las infecciones. La última de las ciudades, con más de 600.000 habitantes, ha quedado en el centro de la mirada internacional por los numerosos casos de personas que murieron la vida en la calle por falta de atención hospitalaria, y de familias que deben esperar días para poder enterrar o incinerar a fallecidos por Covid-19, ante la saturación del cementerio.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, fue nombrado titular interino de Salud. López es el cuarto responsable de ese ministerio. Aníbal Cruz, el primero de los designados por Áñez, fue reemplazado por Marcelo Navajas, quien terminó arrestado por el escándalo de los respiradores adquiridos a precios exorbitantes. Luego vino Roca, a quien le ha tocado enfrentar sin recursos el avance de la pandemia y luego se ha enfermado.

Un caso atroz

Las noticias sobre le covid-19 cedieron momentáneamente su lugar en las pantallas a un episodio que estremece a la sociedad: el estrangulamiento letal de una niña de nueve años en El Alto, la ciudadela que rodea a La Paz a casi 4000 metros de altura.  Un hombre ha sido detenido como presunto autor de asesinato que incluyó la violencia sexual. Se trata del trigésimo tercer caso de infanticidio a lo largo de 2020. Las agresiones contra menores se incrementaron con la cuarentena.