06 ago 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria

Diosdado Cabello, en número dos de Venezuela, tiene el covid-19

El contagio al más alto nivel del madurismo puso al Palacio de Miraflores en Estado de alerta en medio de una "cuarentena radical"

Nicolás Maduro confío en "las bendiciones de Cristo y la mano milagrosa" de la medicina para sanar a su principal aliado político

Abel Gilbert

Diosdado Cabello, el considerado número dos del régimen de Nicolás Maduro.

Diosdado Cabello, el considerado número dos del régimen de Nicolás Maduro. / AFP

La primera línea del madurismo ha sido alcanzada por el covid-19 y se ha encendidouna nueva luz roja en el Palacio de Miraflores. "Vi que el compañero Diosdado Cabello acaba de informar que tras hacerse la prueba PCR, ha dado positivo", comunicó Nicolás Maduro.  El presidente dijo que el número dos del Gobierno y a la vez la principal autoridad de la Asamblea Constituyente que funciona como contrapoder del Congreso, se hizo el examen por recomendación suya. Cabello, añadió, "creía que era una fuerte alergia". Maduro tiene en Cabello a su principal aliado político fuera del aparato militar. "¡Estamos Contigo! Sé que con los tratamientos, las bendiciones de Cristo y la mano milagrosa del Dr. José Gregorio Hernández vencerás esta nueva batalla. ¡Nosotros Siempre Venceremos!", añadió.

Previamente, el ex teniente y uno de los acompañantes de Hugo Chávez en su alzamiento armado de febrero de 1992, hizo pública su condición de contagiado en un país con 9372 infecciones y 80 fallecidos. "Ya me encuentro aislado cumpliendo el tratamiento indicado, gracias por sus buenos deseos, con la moral en alto", escribió en twitter. Al momento en que se conoció la noticia, todo el equipo presidencial ya se estaba sometiendo a pruebas para determinar estaban en la misma situación que Cabello.

Omar Prieto, el gobernador de Zulia, uno de los estados administrados por el madurismo, cuya capital, Maracaibo, se encuentra a unos 700 kilómetros de Caracas, también se contagió de covid-19. "Pueblo zuliano, gracias por tantos mensajes de afecto", dijo. Zulia es uno de los estados que más padece la crisis económica y los cortes de los servicios de electricidad y agua.

La reacción opositora

Venezuela se encuentra por estos días bajo los rigores de una "cuarentena radical". La pandemia es otro de los frentes de disputas entre Maduro y el diputado Juan Guaidó, reconocido por Estados Unidos y otros 54 Gobiernos como presidente "encargado" de Venezuela. Apenas se conoció la situación clínica de Cabello, el legislador decidió convocar a su equipo de asesores para "plantear medidas" frente a la "escalada" del coronavirus. Guaidó no controla ningún resorte del Estado. No obstante, es asesorado por un grupo de epidemiólogos.  Los expertos le comunicaron que el país enfrenta mayores problemas que los informados por el ministerio de Salud.

"La única manera de controlar la epidemia es hacer más de seis mil pruebas diarias y no se están haciendo. En pocas semanas podríamos robustecer el sistema epidemiológico", dijo el doctor Julio Castro, coordinador técnico del área de Salud de Plan País y miembro de la comisión nombrada por Guaidó. "Dijimos que el virus iba a llegar, que iba a incrementarse (su circulación) y lamentablemente esto está pasando", añadió. Castro predijo un incremento de los casos positivos. 

En este contexto, familiares de ciudadanos detenidos por razones políticas en la División de Contrainteligencia Militar (Dgcim) exigieron atención médica para los reclusos que, afirmaron, presentan dificultades respiratorias y otros síntomas de covid-19. Se denunció a su vez que la ex gerente de la petrolera estatal PDVSA, Aryenis Torrealba, detenida por supuesta venta de información, presenta fiebre y tos, al igual que las otras 10 mujeres que están en el Dgcim. A ninguno de los arrestados les han efectuado los test para determinar si están infectados.