14 ago 2020

Ir a contenido

Relevo en Francia

Jean Castex, el gestor de la desescalada, nuevo primer ministro francés

El actual alcalde de Prada de Conflent fue consejero de Sarkozy

Eva Cantón

Jean Castex, nuevo primer ministro francés.

Jean Castex, nuevo primer ministro francés. / GONZALO FUENTES (REUTERS)

Alto funcionario, educado como la mayoría de las élites políticas francesas en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración (ENA), Jean Castex, de 55 años y miembro del partido conservador Los Republicanos tendrá la tarea de liderar al frente del Gobierno la nueva etapa política que Emmanuel Macron quiere abrir tras el fracaso en unas elecciones municipales marcadas por el avance de los ecologistas.

Poco conocido por los franceses, Castex era hasta ahora el ‘Monsieur desconfinamiento’, es decir, el encargado de pilotar la fase de desescalada iniciada el 11 de mayo después del parón decretado para frenar el avance del coronavirus. Su filosofía fue ir paso a paso y adaptándose a las peculiaridades del terreno.

Con su nombramiento en sustitución de Edouard Philippe, Macron apuesta por un perfil similar al anterior inquilino de Matignon -un alcalde que conoce bien la política local y un funcionario con experiencia en las altas esferas del poder- pero con un mayor componente social.

Mensaje a Le Pen

En la primera vuelta de las elecciones municipales celebradas el pasado 15 de marzo, Castex resultó reelegido con más del 75% de los votos alcalde de Prada de Conflent, un pequeño pueblo próximo a Perpinyà en el que por primera vez gobernará la ultraderecha. Muchos analistas ven en este dato un mensaje de Macron a Marine Le Pen, que podría ser de nuevo su rival en las presidenciales del 2022.

Miembro del Tribunal de Cuentas, Castex ha ocupado numerosos puestos de responsabilidad, especialmente en el área sanitaria, y fue secretario general adjunto de Nicolas Sarkozy entre el 2011 y el 2012, cuando el expresidente preparaba una reforma de las pensiones, otro elemento de su currículum que ha podido pesar en la elección de Macron, que no renuncia a reformar el sistema de jubilación pero necesita un cambio de método. El talante dialogante de Castex, puede ayudar. 

"Lo que le define es su inteligencia práctica", ha dicho Xavier Bertrand, actual presidente de la región Altos de Francia que conoce a Castex desde el 2006, cuando el nuevo primer ministro era jefe de Gabinete de Bertrand en el Ministerio de Sanidad tras haberse ocupado de la dirección de hospitales.

Político respetado

En septiembre del 2017 fue nombrado delegado interministerial para los Juegos Olímpicos del 2024 que se disputarán en París. Castex ha sido consejero regional y se sienta en el consejo departamental de los Pirineos Orientales desde el 2015.

Incluso fuera de su familia política es un político muy respetado. El presidente socialista de Seine Saint Denis,  Stéphane Troussel, solo tiene palabras de elogio. “No lo hay más honesto. Nunca una mala maniobra. Dice las cosas y cuando dice sí se compromete a fondo. Además es muy simpático. No me he cruzado muchos como él en mi carrera”, ha dicho en 'Le Monde'. "Trabaja a la velocidad de la luz mantiendo la calma en todo momento", recuerda en el mismo diario un antiguo miembro del Gabinete de Xavier Bertrand.

Definido a menudo como un 'gaullista social', los medios franceses le comparan con Jean Pierre Raffarin, primer ministro de Chacques Chirac, fiel colaborador y dispuesto a ejecutar las decisiones del Elíseo sin hacerle sombra al presidente

Temas Francia