06 ago 2020

Ir a contenido

Proceso judicial

Arranca el juicio por el asesinato del periodista Khashoggi en ausencia de los acusados

La Fiscalía turca solicita cadena perpetura para todos los acusados, incluidos dos colaboradores del príncipe saudí

Adrià Rocha Cutiller

Corte de Estambul donde se celebra el juicio por el asesinato del periodista Khashoggui.

Corte de Estambul donde se celebra el juicio por el asesinato del periodista Khashoggui. / EMRAH GUREL (AP)

"Esto no es algo sentimental. Hemos venido aquí para hacer justicia, y la haremos llegar a cualquier sitio donde podamos", ha dicho, emocionada, Hatice Cengiz al salir del juzgado de Çaglayan. Este viernes era un día importante para ella: ha empezado en Estambul el juicio contra los asesinos de su prometido, Jamal Khashoggi, periodista saudí descuartizado en octubre de 2018 en el consulado de su país en Estambul.

En total, este viernes, se juzga a 20 personas; 18, viajaron a Estambul para interceptar y matar al periodista, colaborador del The Washington Post. El problema, sin embargo, radica en que los acusados no están en Turquía sino en Arabia Saudí. Entre los acusados en el juicio en Turquía no está, sin embargo, Mohammad Bin Salmán, príncipe heredero saudí y de quien se cree que salió la orden de matar a un Jamal Khashoggi que fue a su consulado únicamente para poder casarse. 

Aunque todos sean condenados a cadena perpetua -como pide la fiscalía turca-, ninguno ingresará en la cárcel porque, sencillamente, la justicia turca no tiene jurisprudencia en Arabia Saudí. Son países distintos.

No obstante, los autores materiales del caso sí que han sido juzgados en su país. Pero ese juicio fue llevado en absoluto secretismo, sin garantías y, aunque se condenó a cinco personas a pena de muerte, nunca se ha revelado quién fue condenado ni a exactamente qué. De hecho, ya han sido perdonados: el hijo de Khashoggi, Salah, que vive en Arabia y tiene su pasaporte retirado, les perdonó de sus pecados en la última semana del Ramadán. Todo, al final, ha quedado en nada.

Juicios paralelos

"El juicio en Arabia fue una prostitución de la justicia, y su asesinato, un crimen de Estado. Este juicio [el que se celebra en Turquía] es distinto. Aquí se escucha a las víctimas, y se las escucha de una forma que nunca ha pasado antes. A los testigos se les pide declarar bajo juramento, y eso da muchísima más legitimidad al proceso. Por esto este juicio es importante”, ha dicho Agnes Callamardrelatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales y que estaba este viernes en Estambul para seguir el proceso.