29 oct 2020

Ir a contenido

la ultraderecha brasileña

Un ministro nombrado por Bolsonaro dimite antes de jurar por haber mentido en su currículum

El ex militar Carlos Decotelli había sido designado como titular de Educación hace menos de una semana pero el escándalo le impidió asumir el cargo

Decotelli se presentaba como poseedor de un doctorado y un posdoctorado pero fue desmentido por universidades de Argentina y Alemania

Abel Gilbert

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó a calificar al covid-19 de gripecita

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó a calificar al covid-19 de gripecita / NELSON ALMEIDA (AFP)

Brasil roza las 60.000 muertes y las 1.404.885 infecciones por covid-19. Sus habitantes, ha consignado una reciente encuesta, cada vez temen más que la pandemia se siga propagando. La crisis sanitaria es tema recurrente en los medios y solo queda relegado a un segundo plano cuando irrumpe un escándalo en el Gobierno de ultraderecha como el de este martes. Carlos Decotelli anunció su renuncia como ministro de Educación a cinco días de ser nombrado por el presidente Jair Bolsonaro. Pero en rigor nunca llegó a asumir el cargo porque se supo que había mentido en su currículum.

Decotelli había asegurado ser poseedor de una maestría en la Fundación Getulio Vargas (FGV) de Sao Paulo,  un doctorado en la Universidad Nacional de la ciudad argentina de Rosario y una un postdoctorado en la universidad alemana de Wuppertal. La FGV, una usina de cuadros políticos y económicos del gigante sudamericano, informó que su título está bajo investigación por denuncias de plagio. Las dos universidades, en tanto, negaron que el ex militar y economista se haya graduado en esas casas de estudio.

Bolsonaro, quien tiene varios frentes de tormenta abiertos, entre ellos el que involucra a sus hijos, no tuvo otra alternativa de desprenderse de su tercer ministro de Educación. La primera persona en ocupar ese cargo en enero de 2019, el colombiano Enrique Vélez Rodríguez, un docente en la Escuela del Ejército, se tuvo que ir por su excesivo celo conservador. Lo reemplazó Abraham Weintraub, quien tiene una investigación judicial por actitudes racistas y había pedido la cárcel para los integrantes del Supremo Tribunal de Justicia (STF).

Una derrota para Bolsonaro

El caso Decotelli representa una derrota para Bolsonaro. Cuando se conocieron las fabulaciones del economista, dijo que se buscaba "deslegitimar" a un funcionario por apenas "insuficiencias curriculares". El fallido ministro le había reconocido su "error" al elaborar el currículum. La omisión podía ser perdonada, El capitán retirado destacaba por sobre todo la "capacidad" de su candidato "para construir una educación inclusiva".

Decotelli es un oficial retirado de la Armada de origen afrobrasileño que se ha convertido al evangelismo y no ha perdido oportunidades para despreciar su linaje. De acuerdo con el diario paulista Folha, tiene, entre otras cosas, "una historia de intolerancia con las religiones de origen africano". Se trata de "un negacionista del sistema de creencias de sus abuelas y bisabuelas y bisabuelas". Según Folha, "un antepasado de esclavos que ofende a los suyos" tiene poca proyección política en Brasil porque es "ofensivo no considerar las razones que hacen que un hombre negro se niegue a sí mismo y a quienes lo generaron".