06 ago 2020

Ir a contenido

Conflicto árabe-israelí

Israel insiste en que la anexión de zonas de Cisjordania será en julio pero con aval de EEUU

La estrategia israelí de ocupación debía empezar hoy pero Trump la ha paralizado

El Periódico

Palestinos de Gaza protestan por los planes de anexión de Israel.

Palestinos de Gaza protestan por los planes de anexión de Israel. / MOHAMED TALATENE

Un ministro israelí ha indicado este miércoles que el primer ministro, Benjamin Netanyahuplanea anexionarse algunas zonas de Cisjordania durante el mes de julio pero no lo hará antes de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dé su visto bueno al plan.

En declaraciones a la radio del Ejército, el ministro de Cooperación Regional, Ofir Akunis, ha dejado claro que la anexión "definitivamente ocurrirá en el mes de julio" pero Israel aún no ha recibido la plena conformidad de la Administración estadounidense sobre los detalles del plan por lo que lo más probable es que no se dé ningún paso hasta que Trump no se haya pronunciado sobre el asunto.

Akunis, miembro del Likud, el partido de Netanyahu, ha hecho estas declaraciones en el día en el que teóricamente iba a producirse dicha anexión, según los anuncios previos desde el Gobierno israelí. Sin embargo, el primer ministro restó importancia este martes a la fecha del 1 de julio, asegurando que su Gobierno trabajará en el tema de la anexión "en los próximos días". Por su parte, el ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, ha señalado este miércoles en declaraciones a la radio del Ejército que es "improbable" que la anexión se produzca durante la jornada. 

Los planes de anexión por parte de Israel de algunas zonas de Cisjordania han generado fuertes críticas a nivel internacional, tanto a nivel de Gobiernos como de la ONU y organizaciones de defensa de los derechos humanos, al considerar que ponen en peligro la posibilidad de una solución de dos estados.

Críticas de las oenegé

Así, desde Amnnistía Internacional han pedido este miércoles a Israel que abandone sus planes ya que "vulnerarían las leyes internacionales y exacerbarían décadas de violaciones sistemáticas de los derechos humanos de la población palestina que vive allí".

"El derecho internacional es muy claro en este asunto: la anexión es ilegal", ha defendido el director regional para Oriente Próximo de la oenegé, Saleh Higazi, que ha denunciado el "cínico menosprecio" de Israel hacia el mismo. "Los miembros de la comunidad internacional deben hacer cumplir el derecho internacional y reiterar que la anexión de cualquier parte de la Cisjordania ocupada es nula y sin efecto", ha añadido.

Igualmente, Higazi ha pedido a la comunidad internacional que trabaje para "detener de inmediato la construcción o la ampliación de asentamientos ilegales israelíes e infraestructura conexa en los Territorios Palestinos Ocupados como primer paso para evacuar a la población civil israelí que vive en dichos asentamientos".

De forma similar se ha pronunciado el director de Oxfam para los Territorios Palestinos e Israel, Shane Stevenson. "Ya se produzca hoy o mañana, la anexión empujará a las familias palestinas a un limbo indefinido", ha advertido en un comunicado, criticando a los líderes mundiales por "hacer tan poco para dar a los palestinos alguna esperanza de una vida de libertad, prosperidad y paz".

"La anexión de las tierras fértiles del valle de Jordán en particular, el granero de Cisjordania, haría el funcionamiento del Estado palestino imposible; privándole de la tierra y los recursos naturales necesarios para manteners", ha incidido el responsable de Oxfam, que ha pedido a la comunidad internacional que rechace los planes de anexión israelís.