05 ago 2020

Ir a contenido

PANDEMIA DESBOCADA

Fauci ante la explosión de coronavirus en EEUU: "No estamos en control de la situación"

El experto advierte en el Senado de que se podrían superar los 100.000 casos diarios

Mensaje unitario a Trump y los ciudadanos para que hagan uso de las mascarillas

Idoya Noain

El doctor Anthony Fauci.

El doctor Anthony Fauci. / EFE / KEVIN DIETSCH

Los números llevan un par de semanas retratando una pandemia de coronavirus desbocada en Estados Unidos pero este martes ha sido el doctor Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas en el grupo de trabajo creado por Donald Trump en la Casa Blanca para responder a la crisis, el que ha deletreado la crisis, y la advertencia.  "No me sorprendería si llegamos a 100.000 (casos) al día", ha dicho Fauci en una comparecencia en el Senado, un testimonio en el que no ha ocultado sentirse "muy preocupado", ha advertido de que el número de muertes "podría ponerse realmente mal" y ha dejado una alerta: "Vamos en la dirección equivocada. Necesitamos hacer algo y hacerlo rápido. No estamos en control total ahora mismo".

Esa falta de control es evidente. En las dos últimas semanas el número de casos de coronavirus en el país se ha disparado un 80% hasta superar los 2,6 millones de contagios detectados de una enfermedad que ya se ha cobrado más de 126.000 vidas en EEUU. Las hospitalizaciones en siete de los estados más afectados han crecido un 25% en siete días. Solo el lunes se registraron más de 41.600 nuevos casos y aunque los focos son especialmente intensos en el sur y el oeste, con los estados de Florida, Texas, California y Arizona registrando más de la mitad de los nuevos casos, estos "ponen todo el país en riesgo" según Fauci.

En su testimonio ha habido frustración, especialmente ante la reapertura prematura que se produjo en muchos estados (ahora forzados a dar marcha atrás). También ante las grandes congregaciones de personas y ante el caso omiso que muchos ciudadanos están haciendo a la recomendación de usar mascarillas. Entre ellos se cuenta el presidente Trump, al que cada vez más incluso miembros de su partido le piden que colabore a desvincularlas del debate político al que mucha gente las ha asociado usándolas siquiera de vez en cuando. "Tiene muchos admiradores. Seguirían su ejemplo. Ayudaría en este debate político", ha dicho este martes el senador republicano Lamar Alexander. "Hay demasiado en juego para que continúe el debate político sobre si las máscaras son pro-Trump o anti-Trump".

"Logro fenomenal"

Los esfuerzos por acabar con la politización de la crisis, más a cuatro meses de las elecciones presidenciales, pueden caer en saco roto. Este mismo martes la campaña de Trump enviaba un mensaje definiendo la respuesta del presidente a la pandemia como "logro fenomenal". Y ese correo llegaba poco después de que acabara la comparecencia en el comité de Sanidad y Educación del Senado no solo de Fauci sino de otros expertos como el doctor Robert Redfield, que dirige los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y cuya radiografía tampoco dejaba mucho espacio al optimismo. Redfield ha señalado, por ejemplo, que la capacidad de EEUU de rastrear los contactos de las personas contagiadas está lastrada por obsoletos sistemas de bases de datos de sanidad que, ha dicho, "realmente necesitan una modernización agresiva". Algunos condados, ha explicado, "siguen haciendo esto con lápiz y papel".