08 jul 2020

Ir a contenido

nuevos contactos por el 'brexit'

La UE y el Reino Unido vuelven a negociar cara a cara

Bruselas acogerá durante toda la semana una nueva ronda de negociaciones restringida

Silvia Martinez

Mesa negociadora con las delegaciones de la UE y del Reino Unido, en Bruselas.

Mesa negociadora con las delegaciones de la UE y del Reino Unido, en Bruselas. / AP / John Thys

Desde que la pandemia del coronavirus irrumpiera en el continente europeo y obligara a cortar los contactos personales, las negociaciones del nuevo acuerdo comercial que negocian la Unión Europea y el Reino Unido se habían quedado estancadas, en una especie de limbo, sin progresos y muchos obstáculos por sortear. Una situación que intentan superar desde este lunes ambas partes con un maratón negociador restringido que se prolongará durante las próximas ocho semanas y que ha arrancado con una primera ronda de conversaciones cara a cara en Bruselas.

“Las negociaciones se han retomado esta mañana con David Frost y su equipo en un formato restringido. Aprovecharemos al máximo nuestras conversaciones intensificadas en las próximas semanas y meses. Nuestro objetivo: una relación futura integral”, ha recordado el negociador jefe europeo, Michel Barnier, reiterando una vez más que la Unión Europea afronta “con calma y unida en sus principios y valores” esta nueva fase que, según los tiempos que maneja el equipo del político francés, debería desembocar en un acuerdo a más tardar en octubre, con tiempo suficiente para culminar los procesos de ratificación necesarios en los parlamentos nacionales y la Eurocámara.

A seis meses de que los británicos corten definitivamente amarras con el club –el período transitorio expira el 31 de diciembre y Londres ha rehusado solicitar ninguna extensión-, la señal de acelerar los contactos se ha recibido positivamente en Bruselas aunque el primer ministro británico, Boris Johnson, sigue dando bandazos. Este fin de semana advirtió a su homólogo polaco Mateusz Morawiecki de que si los términos del acuerdo no le satisfacen abandonarán las negociaciones.