06 jul 2020

Ir a contenido

alerta

Australia registra el mayor rebrote de covid-19 en dos meses

El segundo estado más poblado de país oceánico, Victoria, se plantea este lunes reimponer las restricciones de distanciamiento social

Reuters

Unos policías advierten que los baños están prohibidos en una playa australiana.

Unos policías advierten que los baños están prohibidos en una playa australiana. / EFE / EPA / SCOTT BARBOUR

El segundo estado más poblado de Australia, Victoria, reconsidera este lunes reimponer las restricciones de distanciamiento social después de que el país reportase su mayor aumento de un día en nuevas infecciones por coronavirus en más de dos meses.

Impulsado por el estado de Victoria que confirmó 75 casos, Australia registró 85 nuevas infecciones por covid-19 en las últimas 24 horas, su mayor brote diario desde el 11 de abril. A Australia le ha ido mejor que a muchos países en la gestión de la pandemia de coronavirus, con alrededor de 7.800 casos y 104 muertes, pero el aumento reciente ha avivado los temores de una segunda ola después de varias semanas con menos de 20 casos nuevos por día.

El rebrote en Australia se produce cuando las infecciones totales alcanzan los 10 millones de casos en todo el mundo y la cifra global de muertes por el virus supera a medio millón de personas.

A medida que aumentan los nuevos casos de coronavirus, Victoria se propone realizar pruebas masivas para detectar el patógeno mientras el jefe de salud del estado avanza que las autoridades podrían decretarde nuevo las restricciones de distanciamiento social.

La semana pasada, funcionarios estatales victorianos desplegaron ambulancias y centros de prueba móviles en un intento por evaluar a la mayoría de los residentes en 10 suburbios de puntos críticos. Sin embargo, algunos ciudadanos rechazaron realizarse las pruebas.

Victoria espera que una nueva prueba de saliva, que sea menos intrusiva, anime a más personas a hacerse el test, aunque sea un poco menos precisa.

En mayo, Victoria, hogar de más de 6 millones de personas, comenzó a levantar las restricciones impuestas durante un mes para frenar la propagación del virus. Las autoridades se han comprometido a eliminar la mayor parte de las restricciones para fines de julio. 

Las restricciones, que incluyen obligar a los restaurantes y cafés a ofrecer solo servicios para llevar, cerrar escuelas y detener los deportes, demostraron ser exitosos para frenar la propagación de covid-19. Sin embargo, estas medidas supusieron un duro golpe para la economía de Australia, que se dirige hacia su primera recesión en tres décadas, ya que la tasa de desempleo alcanza un máximo de 19 años del 7,1%.

El primer ministro Scott Morrison ha pedido a los estados que continúen flexibilizando las restricciones, insistiendo en que la economía del país debe reactivarse.