04 ago 2020

Ir a contenido

ANUNCIO EN LONDRES

Los ingleses retornarán a restaurantes, pubs, cines y peluquerías el 4 de julio.

El primer ministro, Boris johnson, anuncia la apertura a partir del 4 de julio de restaurantes, pubs, hoteles, peluquería y cines

Begoña Arce

Un cartel en Londres que recuerda la distancia social requerida hasta ahora en el Reino Unido y ha pasado de dos a un metro.

Un cartel en Londres que recuerda la distancia social requerida hasta ahora en el Reino Unido y ha pasado de dos a un metro. / EFE / ANDY RAIN

La desescalada se acelera en Inglaterra. Las nuevas medidas anunciadas por Boris Johnson en el Parlamento el martes suponen casi el fin del confinamiento, para los ingleses (Escocia, Gales e Irlanda del Norte van cada uno a su ritmo). A partir del 4 de julio se reducirá la distancia social de dos metros, a un metro. La medida, obligatoria ahora, pasará a ser una “recomendación”, al igual que el uso de mascarilla en lugares públicos cerrados. Johnson confía, “en el sentido común de los británicos, con pleno conocimiento de los riesgos y recordando que cuanto más abramos, más vigilantes debemos ser”.  

Los ingleses podrán disfrutar de restaurantes y pubs, un anunció este último recibido con el grito de “¡Aleluya!” por parte de un diputado. En esos locales se podría pedir a los clientes que se registren, para que, en caso de dar positivo, puedan ser localizados quienes estaban próximos al contagiado. Las bodas estarán permitidas, pero con un máximo de 30 invitados.

También retorna el sector turístico, con la reapertura de hoteles, pensiones, (Bed & Breakfast) y campings, así como peluquerías, cines y museos. Sin embargo, gimnasios y otros locales cubiertos, donde hay gran proximidad física, como discotecas, seguirán cerrados.  “Nuestra larga y nacional hibernación está llegando a su fin”, declaró Johnson. La desescalada recibió un apoyo cauto del jefe de la oposición, el laborista, Keir Starmer.

La gran duda

El número de infecciones en el Reino Unido es en estos momentos de unos 1.000 al día, frente a los 1000.000 que llegó a haber en marzo. El número de infecciones sigue siendo sin embargo bastante más alto que en otros países. La gran duda es si el Reino Unido no está acelerando demasiado pronto la desescalada “No creemos que exista actualmente el riesgo de una segunda ola de infecciones”, señaló Johnson, insistiendo en la palabra “actualmente”. La del martes fue la última conferencia de prensa diaria que el ejecutivo ha venido celebrando para informar del coronavirus, desde que comenzó la epidemia.