08 jul 2020

Ir a contenido

Balance de las políticas europeas

La UE retrocede en los objetivos de igualdad de género y cambio climático

El resto de indicadores de los puntos de desarrollo sostenible incluidos en la agenda 2030 de Naciones Unidas muestran progresos

Silvia Martinez

Un aerogenerador eólico delante de las torres de ventilación de la central térmica de Gelsenkirchen, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia.

Un aerogenerador eólico delante de las torres de ventilación de la central térmica de Gelsenkirchen, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. / MARTIN MEISSNER (AP)

La igualdad de género y la acción climática son las dos grandes asignaturas pendientes de la Unión Europea en relación a los 17 objetivos de la agenda de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. Según el informe de balance publicado este lunes por la oficina europea de estadística (Eurostat), la UE ha logrado en los últimos cinco años progresos en la mayoría de los objetivos, especialmente en ámbitos como la paz y la seguridad personal, el acceso a la justicia, la confianza en las instituciones o la reducción de algunos aspectos de la pobreza, pero se aleja en cuestiones como la igualdad de género o el clima.

El informe destaca que el salario de las mujeres por hora trabajada ha aumentado, lo mismo que la presencia femenina en los parlamentos nacionales –del 20% al 32,1%- y en la cúpula de las empresas. “Es alentador aunque claramente hay mucho camino por delante”, ha admitido el comisario de asuntos económicos, Paolo Gentiloni, que ha lamentado al mismo tiempo el “preocupante” retroceso en otros aspectos. Por ejemplo, han aumentado las desigualdades de género en materia de educación y mercado laboral. Hay muchas más mujeres que hombres inactivas en el mercado laboral, debido a que son ellas las que se ocupan de las responsabilidades domésticas, una brecha que se ha disparado en el último lustro. 

Emisiones de gases

En cuanto a la acción climática, el balance es igual de agridulce. Ha habido pequeños avances en algunas áreas pero retrocesos en otras y la temperatura global del plantea sigue creciendo. Por ejemplo, el aumento de las emisiones de gases con efecto invernadero entre el 2014 y 2017 puede complicar que la UE logre su objetivo de alcanzar el objetivo de reducción del 40% para 2030. 

En general, y aunque la pandemia del coronavirus puede provocar cambios en la situación, el informe muestra una tendencia positiva en el grueso de los objetivos: desde la salud y el bienestar –la esperanza de vida sigue creciendo y es de 81 años de media- hasta el desarrollo económico o la reducción de la pobreza. “Gracias a los esfuerzos, la UE está mejor posicionada para hacer frente a la crisis sanitaria y económica actual”, ha destacado Gentiloni sobre una de las lecciones de estos últimos tres meses.

Pros y contras en España

En el caso de España el documento constata un retroceso en cuanto al objetivo sobre consumo y producción sostenible así como el de energías limpias a precios asequibles, aunque su nivel sigue en la banda alta. Más positivo es el análisis en relación al objetivo de salud y bienestar, donde ha registrado uno de los mayores avances de la UE, así como en materia de paz, justicia e instituciones y calidad de la educación. Bruselas también constata “progresos”, aunque moderados, en cuanto a la reducción de la desigualdad, la disminución de la pobreza, eliminación del hambre, industria o ciudades sostenibles. Los 17 objetivos forman parte de la agenda 2030 de Naciones Unidas para luchar contra la pobreza, el cambio climático y promover la prosperidad.