Guerra sucia entre potencias

Imputados dos canadienses en China como represalia por la detención de la vicepresidenta de Huawei

Meng Wanzhou fue arrestada en el 2018 y puede ser extraditada a Estados Unidos

Manifestación en Vancouver para pedir la liberación de Spavor y Kovrig.

Manifestación en Vancouver para pedir la liberación de Spavor y Kovrig. / REUTERS / Lindsey Wasson

Se lee en minutos

El Periódico

La Fiscalía de China ha anunciado la imputación por cargos de espionaje de los ciudadanos canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, detenidos en territorio chino después de que las autoridades de Canadá detuvieran a la ejecutiva de Huawei Meng Wanzhou a petición de Estados Unidos. El exdiplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor fueron arrestados en diciembre del 2018 y su arresto fue considerado como una represalia de las autoridades chinas por la detención de Meng a requerimiento de Estados Unidos.

En los anuncios publicados este viernes por la Procuraduría Suprema del Pueblo de China se señala que Kovrig es sospechoso de "espiar en temas de secretos de Estado y de Inteligencia" y que Spavor es sospechoso de "espiar secretos de Estado y facilitarlos ilegalmente a fuerzas extranjeras".

Aunque las autoridades canadienses han recibido autorización para hacer visitas consulares a Kovrig y Spavor, los dos hombres no han tenido acceso a abogados ni han podido ver a sus familiares desde que fueron detenidos.

La relación con Irán

Te puede interesar

Las autoridades de Estados Unidos acusan a Meng, a Huawei, a una subsidiaria estadounidense y al suministrador de equipos de telecomunicaciones Skycom de haber cometido fraude bancario, delitos informáticos y conspiración para el blanqueo de dinero. Los cargos están relacionados con posibles violaciones del régimen de sanciones contra Irán.

En mayo, el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica dictaminó que Meng puede ser extraditada a Estados Unidos porque los cargos que pesan sobre ella son considerados delitos en Canadá.