24 oct 2020

Ir a contenido

80 años de una proclama histórica

De Gaulle, la voz de un general desconocido

El discurso de Charles de Gaulle el 18 de junio de 1940 en la BBC marca el acto fundacional de la Resistencia francesa

Macron viaja a Londres para conmemorar el aniversario junto a la familia real británica

Eva Cantón

De Gaulle, durante un discurso en la BBC el 31 de octubre de 1941, en Londres.

De Gaulle, durante un discurso en la BBC el 31 de octubre de 1941, en Londres. / AP

Lo escuchó poca gente y no hay fotos ni grabaciones sonoras del momento en el que fue pronunciado, pero el discurso de Charles de Gaulle el martes 18 de junio de 1940 en los estudios de la BBC de Londres pasaría a la historia como el acto fundacional de la Resistencia francesa. Ese día, un general desconocido de 49 años iba camino de convertirse en el padre de la Francia libre y fundador de la V República.  

“Pase lo que pase, la llama de la resistencia francesa no debe apagarse y no se apagará jamás”, dijo con voz firme y solemne. De Gaulle había llegado a la capital británica un día antes, cuando el mariscal de 84 años y héroe de la batalla de Verdún en la Primera Guerra Mundial, Philippe Pétain, ya había bajado los brazos ante la invasión de la Alemania nazi.

Las ofensivas relámpago del Reich dejaron derrotado al Ejército francés y el Gobierno presidido por Paul Reynaud -en el que De Gaulle fue nombrado subsecretario de Estado de Defensa- halló refugio en Burdeos, ciudad desde la que el general viajó a Londres en un avión enviado por Winston Churchilll la noche del 17 de junio.

Unos días antes, el general había fracasado en su intento de convencer a los británicos para que prosiguieran los combates en suelo francés. Su primer ministro estaba convencido de que la batalla de Francia estaba perdida y de que en esas condiciones no tenía sentido una alianza.

Reconocimiento de Churchill

En la mañana del 18 de junio, en un pequeño apartamento cerca de Hyde Park, De Gaulle perfila el texto del llamamiento a la resistencia, aunque se verá obligado a introducir algunos cambios para rebajar el tono beligerante hacia Pétain a petición de Churchill, quien teme que la flota francesa termine bajo control alemán y mantiene aún la esperanza de trabajar con el mariscal.

Con el visto bueno del Departamento de Guerra británico, De Gaulle sale en un taxi hacia la BBC donde el discurso, grabado a las 18.00 horas, será difundido a las 22.00 horas. Varios periódicos del sur de Francia se hacen eco de sus palabras y en Burdeos ‘La Petite Gironde’ reproduce un comunicado del Ministerio del Interior desautorizando al general rebelde. Demasiado tarde, el jefe militar se ha convertido en un líder político. Cuando Francia pide el armisticio, Churchill le avala como interlocutor con la siguiente frase: “¿Está usted solo? Pues bien, le reconozco a usted solo”.

En Francia, mientras, la resistencia a los ocupantes empieza a tomar forma sin que muchos sepan siquiera quién es De Gaulle. Cuando el 22 de junio Francia y Alemania firman el armisticio en Rethondes, Londres no tiene ningún motivo para creer en Pétain, De Gaulle vuelve a la BBC y seis días más tarde los británicos lo reconocen como el líder de la Francia libre.

“Sin De Gaulle, Francia habría sido de todas formas liberada por los aliados. Pero eso no es lo importante. Lo que De Gaulle quiso hacer fue reincorporar a Francia al conflicto. Le dio voz, volvió a meterla en el juego. El futuro del país no habría sido el mismo si él no hubiera estado ahí. De Gaulle, en junio de 1940, fue la valentía moral aliada a una gran inteligencia”, señala el historiador británico Julian Jackson, autor de una laureada biografía del general, en una entrevista en 'Le Point'.

Tampoco fue un aliado fácil porque “mordió la mano de los que le dieron de comer para demostrar que Francia tenía dientes”, prosigue el biógrafo, que le describe como un hombre pragmático, insensible a las ideologías, que razonaba a partir de la Historia con el único objetivo de preservar el interés de Francia.  Abandonó el poder en 1969 pagando el precio de algunos errores: no vio venir la descolonización ni entendió los cambios de la sociedad francesa que afloraron en Mayo del 68.

Triple aniversario

En este 2020 marcado por la pandemia del coronavirus han tenido que posponerse numerosos actos programados coincidiendo con un triple aniversario: el de su nacimiento hace 130 años, su principal acto político (el llamamiento a la resistencia frente a la ocupación nazi) y su muerte, de la que se cumplen 50 años.

El presidente francés, Emmanuel Macron, le rendirá homenaje este jueves por la mañana en el Monte Valérian y por la tarde viajará a Londres para conceder a la ciudad la Cruz de la Legión de Honor en presencia del príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles. Macron aprovechará su estancia para reunirse con el primer ministro británico, Boris Johnson, en el 10 de Downing Street.