13 ago 2020

Ir a contenido

crisis en el país sudamericano

El Supremo venezolano destituye a los dirigentes de los partidos de oposición

El máximo Tribunal, aliado de Nicolás Maduro, sustituye por personas afines a los presidentes de Primero Justicia y Acción Democrática

La medida se da a conocer pocas horas después de la polémica renovación del Consejo Electoral, a pocos meses de las elecciones legislativas

Abel Gilbert

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / YURI CORTEZ (AFP)

"Vamos a votar por una nueva Asamblea Nacional al servicio de las mayorías y del país ¡Se acerca la hora! ", ha dicho  entusiasta Nicolás Maduro que ha pedido que el Congreso que surja de las próximas elecciones legislativas, prevista para finales de este año, tenga "gente nueva". La sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha debido tomar nota del anhelo del presidente y suspendido a la junta directiva del partido opositor Primero Justicia (PJ) y ha dado el control de esa fuerza a José Brito, quien había sido expulsado por supuestos casos de corrupción.

Un día antes, el TSJ, completamente alineado con el Palacio de Miraflores, había hecho lo mismo con el histórico partido Acción Democrática (AD). La dirección de esa fuerza socialdemócrata le ha sido otorgada a Bernabé Gutiérrez. Las autoridades designadas por la máxima autoridad judicial podrán en ambos casos utilizar el logo, los símbolos, emblemas y colores de esos partidos.

"Busquemos que no sean los mismos de siempre", ha dicho Maduro sobre los futuros ocupantes del Parlamento controlado por la oposición desde el 2016. Ellos, ha añadido el presidente venezolano, tienen que ser pesonas que estén "todos los días en la calle luchando·. Su rival en las presidenciales del 2013,  Henrique Capriles Radonski, miembro del PJ, ha acusado al Supremo de responder a "la enferma ambición de poder de Maduro".

Por su parte, Henry Ramos Allup, secretario general de AD durante 20 años y de hecho líder de esa formación, ha responsabilizado al Palacio de Miraflores y al TSJ de violar la Carta Magna "de manera continua" y de "cerrar la puerta a elecciones libres". Según Ramos Allup, AD "no se va a jugar su destino en manos de ladrones". El sector que lo acompaña promete "resistir" la medida judicial. "La judicialización de la política en nada contribuye al restablecimiento de la paz y la reconciliación nacional", ha opinado por su parte Henri Falcón, de Avanzada Progresista.

Ofensiva política

Los analistas consideran que el madurismo ha propinado una nueva zancadilla a sus adversarios. De hecho, el TSJ repite un procedimiento que le posibilitó debilitar a la oposición al  "reconocer" como autoridad de la Asamblea Nacional a la facción que encabeza el diputado Luis Parra, enfrentado con Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y otros 54 gobiernos han reconocido como  "presidente encargado" de Venezuela. "Los atropellos de la dictadura no van a poder con los partidos políticos, por el contrario, nos fortalecen y unifican en el propósito de lograr la Libertad", ha dicho Guaidó a través de su cuenta en Twitter.

La intervención de la justicia en la dirección del PJ y AD han tenido lugar después de que la Fiscalía General pidiera al TSJ que declare "organización terrorista" a Voluntad Popular, el partido de Guaidó y de Leopoldo López, y el vértice más intransigente del triángulo opositor enfrentado con el Palacio de Miraflores que componen las dos formaciones intervenidas.

El otro dato que confirma la ofensiva política de Maduro se ha verificado en el flamante diseño del Consejo Nacional Electoral (CNE) con vistas a los comicios legislativos. Entre sus nuevos integrantes se encuentra un hermano de Bernabé Gutiérrez, la nueva autoridad interina de Acción Democrática, quien si bien siempre había respetado el liderazgo de Ramos Allup, también se inclinaba a abandonar el camino radical de Guaidó y sus aliados y participar de la contienda electoral.

"No han pasado 24 horas desde que tratan de usurpar funciones los supuestos rectores del CNE y ya la Unión Europea, Estados Unidos y nuestros aliados han rechazado cualquier acción que emane o derive de esa farsa que tratan de acometer", ha dicho Guaidó.