11 ago 2020

Ir a contenido

INTELIGENCIA

Irán condena a muerte a un ciudadano acusado de espiar a Soleimani para la CIA

El régimen sostiene que el reo ofreció datos sobre la Fuerza Quds, así como los movimientos del poderoso general asesinado por EEUU

El Periódico

El comandante iraní Qasim Soleimani, en una imagen de archivo.

El comandante iraní Qasim Soleimani, en una imagen de archivo. / AP

Irán ha condenado a muerte a un ciudadano acusado de espiar para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos y para el servicio secreto israelí (Mosad) y facilitar la ubicación del asesinado general iraní Qasim Soleimani ha sido condenado a muerte, según anunciaron este martes las autoridades del Poder Judicial del país.

"Mahmud Musavi Majd, a cambio de recibir dólares estadounidenses, proporcionó informaciones acerca de áreas de seguridad, especialmente sobre las fuerzas armadas, incluida la Fuerza Quds" de los Guardianes de la Revolución, explicó el portavoz del Poder Judicial, Gholamhosein Esmailí, según la agencia oficial iraní de noticias IRNA.

Musaví Majd dio a las citadas agencias de inteligencia detalles "sobre el lugar de la estancia y los movimientos del general mártir Qasim Soleimani a los extranjeros", actividad por la que "fue condenado a muerte por orden judicial". El portavoz aseguró que la sentencia fue confirmada por la Corte Suprema, por lo que "a pena se ejecutará muy pronto", añadió, si entrar en más detalles de cuándo podría ser.

Grave escalada de tensión

EEUU asesinó en enero pasado en un bombardeo selectivo en Bagdad al poderoso general Suleimani, de 63 años, comandante de la Fuerza Quds, lo que provocó una grave escalada de la tensión en la región.

Irán respondió días más tarde con ataques con misiles a dos bases militares iraquís que albergaban tropas estadounidenses. 

El general Soleimani era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y estuvo presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.