12 ago 2020

Ir a contenido

HABLAN LOS EXPRESIDENTES

Obama insta a aprovechar las protestas raciales para cambiar EEUU

El expresidente transmite un mensaje de optimismo y sostiene que las manifestaciones actuales no tienen precedentes desde que está vivo

También Bush y Carter se solidarizan con los manifestantes y condenan implícitamente la respuesta de Trump

Ricardo Mir de Francia

El expresidente Obama, en una imagen de archivo.

El expresidente Obama, en una imagen de archivo. / REUTERS

Barack Obama transmitió el miércoles todo su apoyo a los miles de estadounidenses que han tomado las calles desde hace más de una semana para manifestarse contra la brutalidad policial y las injusticias raciales. “Esta es una increíble oportunidad para que la gente despierte”, dijo el expresidente de Estados Unidos. En su primera comparecencia pública desde que comenzaron las protestas por el asesinato del afroamericano George Lloyd a manos de un policía blanco, Obama pidió a todos los alcaldes del país que revisen las políticas que rigen el uso de la fuerza por parte de la policía y profundicen las reformas que comenzaron durante su mandato. El tono de sus palabras, esperanzado y sin acrimonia, sirvió de contrapunto a la confrontación que abandera su sucesor desde la Casa Blanca.

Obama no llegó a mencionar a Donald Trump, pero su comparecencia, que llega tras la publicación de dos recientes artículos en prensa, denota una voluntad de incrementar su participación en la vida pública, como le ha reclamado su partido, ante lo que consideran una falta flagrante de liderazgo en la Casa Blanca. Obama explicó que la frustración que ha transpirado en las últimas dos semanas no solo es producto del momento actual, sino de “una larga historia” marcada por “la esclavitud, la segregación, la guetificación y el racismo institucional”. Pero dijo sentirse "muy esperanzado" al comprobar cómo se ha "activado, motivado y mobilizado" la gente joven, a la que responsabilizó de líderar historicamente el cambio. Citó a King, César Chavez o Malcom X. "

"Tenéis el poder de que las cosas mejoren y habéis ayudado al país entero a sentir que esto es algo que tiene que cambiar. Habéis transmitido una urgencia muy poderosa y transformadora". Obama sostuvo que este movimiento es distinto al de los derechos civiles en los sesenta porque los manifestantes "son mucho más representativos" de la sociedad estadounidense. Por entonces era la población negra con algunos aliados blancos.

Dirigiéndose a sus conciudadanos de color les dijo: “Quiero que sepáis que sois importantes. Vuestras vidas importan. Vuestros sueños importan”.

Las palabras de Obama llegan dos días después de que Trump amenazara con sacar a los militares para sofocar las protestas y las definiera los actos minoritarios de vandalismo como“terrorismo doméstico”. El secretario de Defensa ya le ha dicho que no quiere involucrar a los suyos en los planes del presidente, una medida extraordinaria a la que solo se ha recurrido en momentos muy puntuales de la historia. Obama explicó que las protestas actuales “son como ninguna otra desde que estoy vivo”, tanto por su amplitud geográfica como por la participación de jóvenes de toda raza y condición. “Necesitamos un Gobierno y una judicatura que reconozcan el papel corrosivo que el racismo desempeña actualmente en nuestra sociedad y que quieran hacer algo al respecto”, escribió el lunes en ‘Medium’ el expresidente.

Obama no es el único de los expresidentes que se ha pronunciado sobre la crisis que atraviesa el país. Todos ellos se han solidarizado con los manifestantes y han condenado de un modo u otro los ademanes autoritarios de Trump, que el lunes, a través de su fiscal general, William Barr, ordenó dispersar con gases lacrimógenos una protesta pacífica frente a la Casa Blanca para poder hacerse a una foto posado fuera de la iglesia de San Juan. El derecho constitucional a la asamblea pacífica está recogido en la Primera Enmienda. Aquellos que silencian estas voces no entienden el significado de América o como puede convertirse en un lugar mejor”, dijo el republicano George Bush.

“Estamos verdaderamente angustiados por la brutal asfixia de George Lloyd y perturbados por la injusticia y el miedo que están sofocando a nuestro país”, añadió en una declaración firmada junto a su esposa Laura Bush. También ha terciado Jimmy Carter, el más anciano de los presidentes vivos. “Tras crecer como un hombre blanco en el sur, sé perfectamente el impacto que ha tenido la segregación y la injusticia sobre los afroamericanos”, escribió el demócrata de 95 años. “Necesitamos un gobierno tan bueno como su población y podemos hacerlo mejor de cómo lo estamos haciendo”.