24 oct 2020

Ir a contenido

TERRORISMO

Dos muertos en un atentado contra un microbús de una televisión afgana en Kabul

Los talibanes han negado su participación en el segundo ataque que sufre la cadena en un año

El Gobierno afgano ha condenado los asesinatos en el país del mundo con más ataques a periodistas

El Periódico

La furgoneta de la televisión afgana que sufrió un atentado en el que murieron dos personas este sábado en Kabul.

La furgoneta de la televisión afgana que sufrió un atentado en el que murieron dos personas este sábado en Kabul. / REUTERS / OMAR SOBHANI

Dos empleados del canal de televisión afgano Khurshid TV que viajaban en un microbús de la compañía murieron y cinco resultaron heridos en un atentado con bomba este sábado en Kabul, en el segundo ataque mortal contra este cadena en menos de un año.

La explosión se produjo hacia las 16.05 (11.35 GMT) en el norte de Kabul, cuando los empleados del canal regresaban a sus casas en el vehículo de la compañía tras concluir la jornada laboral, afirmó a Efe la viceportavoz del Ministerio de Interior, Marwa Amini.

"El objetivo de la explosión fue el microbús de Khurshid TV y como resultado dos empleados (...) murieron y otros cuatro resultaron heridos", detalló la portavoz.

El subdirector de Khurshid TV, Shafiullah Babarzai, elevó el número de heridos a cinco, entre ellos el conductor del vehículo, "que se encuentra en estado crítico", y explicó que los dos fallecidos son un periodista del canal y "un trabajador técnico".

"Aunque enviamos cartas oficiales a los organismos de seguridad en varias ocasiones para solicitar información sobre quiénes están detrás de los ataques contra nuestros empleados, (...) no nos han dado una respuesta clara ni información hasta el momento", aseguró a Efe Babarzai, lamentando este segundo ataque en menos de un año. Ningún grupo había reivindicado esta tarde la autoría del ataque.

El principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, aseguró en un breve comunicado que "la explosión hoy contra los trabajadores de Khurshid TV en Kabul no tiene nada que ver con los combatientes del Emirato Islámico" (como se autodenominan los talibanes).

Segundo atentado en un año

Este es el segundo atentado contra Khurshid TV en menos de un año, después de que el pasado agosto el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicara un ataque similar en Kabul contra un vehículo del canal que dejó dos muertos y tres heridos. El grupo yihadista lo justificó entonces con que el vehículo "transportaba trabajadores de medios de comunicación leales al Gobierno afgano apóstata".

Las amenazas tanto del EI como de los talibanes a los medios de comunicación se han repetido en las casi dos décadas de conflicto en Afganistán, llevando a cabo numerosos ataques contra la prensa, uno de los peores en enero de 2016 contra la cadena de televisión local Tolo en el que murieron siete trabajadores.

Ataque a la libertad de prensa

Afganistán es considerado uno de los países más mortales y peligrosos para los periodistas en el mundo. En el 2018, 20 periodistas y trabajadores de medios de comunicación murieron y otros 20 resultaron heridos en incidentes relacionados con el ejercicio de su profesión.

"Los ataques contra periodistas son un ataque a la libertad de expresión (...) esto no tiene justificación. (...) El Gobierno afgano se muestra firme del lado de los medios de comunicación afganos", subrayó en un comunicado el director del Centro afgano de Medios Gubernamentales e Información, Feroz Bashri.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) también condenó de inmediato en un mensaje en Twitter el atentado, "un crimen horrible que muestra los riesgos a los que se enfrentan los periodistas de Afganistán por hacer su importante trabajo".

"Las autoridades afganas deben hacer todo lo posible para proteger a los periodistas y llevar a los responsables ante la justicia. La impunidad por los ataques contra periodistas debe terminar", subrayó AI.