09 jul 2020

Ir a contenido

DESESCALADA

Dinamarca y Noruega reabren sus respectivas fronteras, pero no con Suecia

El Gobierno de Estocolmo ha mostrado su malestar por quedarse la margen del acuerdo

Efe

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes.

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes. / LISELOTTE SABROE (AFP)

Los gobiernos danés y noruego anunciaron este viernes que a partir del 15 de junio permitirán los viajes de turistas entre los respectivos países, pero no desde Suecia, por la peor situación en que se encuentra este país respecto a la pandemia del covid-19.

"Dinamarca Suecia tienen una relación estrecha y queremos seguir teniéndola en el futuro, pero están en distintas situaciones respecto al coronavirus y eso tiene importancia a la hora de las decisiones sobre fronteras", dijo en un rueda de prensa la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.

Frederiksen resaltó no obstante el "fuerte deseo" de su Ejecutivo de encontrar una solución, que podría ser regional, y se refirió concretamente a la región del estrecho del Sund, unida por puente marítimo y que agrupa a unos 4 millones de habitantes, con Copenhague como centro principal y la sueca Malmoe, como secundario.

"Hemos hablado con el primer ministro sueco y las autoridades sanitarias. Entienden que comencemos con una solución bilateral y están dispuestos a seguir hablando", dijo en otra comparecencia a la misma hora la jefa de gobierno noruega, Erna Solberg, que abrió también la posibilidad a una solución específica para determinadas regiones de Suecia.

Malestar sueco

Las autoridades suecas mostraron en días previos su malestar por la posibilidad de que el resto de países nórdicos abriesen sus fronteras sin contar con Suecia, que solo prohíbe viajes de ciudadanos de fuera del área de Schengen.

El hecho de que la mayor parte del contagio se centre en el área de Estocolmo y que los índices sean similares en Copenhague y en el sur de Suecia también ha sido apuntado por el Ejecutivo sueco como argumento para encontrar una solución.

Suecia, que ha adoptado una estrategia más suave contra el coronavirus, presenta un índice de mortalidad muy superior al de sus vecinos, aunque por debajo del de los países más afectados como Bélgica, España, Italia o Reino Unido.

Alemania e Islandia

La apertura de fronteras desde el 15 de junio se hace extensible en el caso de Dinamarca a Islandia y a Alemania, aunque tanto en esos casos como en el de Noruega, se imponen restricciones, como la obligación de tener reservada una estancia de al menos 6 días fuera de la capital y la posibilidad de test de covid-19 aleatorios en las fronteras.

Los viajeros procedentes de otros países del área Schengen y del Reino Unido no podrán visitar Dinamarca al menos hasta finales de agosto, y se mantiene la recomendación a los daneses de no realizar viajes innecesarios a otros países que Alemania, Islandia y Noruega.

Dinamarca, que cerró sus fronteras a mediados de marzo, ya permite desde el pasado lunes la entrada a residentes en otros países nórdicos y en Alemania que tengan familia en el país o una casa de veraneo, así como los viajes de negocios.

Noruega, sin restricciones

Noruega, en cambio, no impondrá ninguna restricción a los viajeros daneses, señaló Solberg, que mantiene un diálogo abierto con el resto de países nórdicos sobre una posible apertura de fronteras.

Las autoridades noruegas mantienen la recomendación contra viajes innecesarios al resto de países hasta el 20 de agosto, aunque antes del 20 de julio se podría modificar para los países vecinos.