04 jul 2020

Ir a contenido

Argentina extiende la cuarentena al menos hasta el 7 de junio

El presidente Alberto Fernández advirtió que se espera un crecimiento de los casos positivos especialmente en las barriadas populares

Hasta el momento han fallecido 445 personas e infectado 11.340. La mayor parte de las infecciones de concentran en la capital y la periferia bonaerense

Abel Gilbert

Las barriadas populares de la ciudad de Buenos Aires se han convertido en las zonas más expuestas al covid-19

Las barriadas populares de la ciudad de Buenos Aires se han convertido en las zonas más expuestas al covid-19

"La cuarentena va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos estemos sanos", dijo el presidente argentino Alberto Fernández al extender su vigencia hasta el 7 de junio, pero con la posibilidad abierta de que se prolongue de cara al invierno. Desde que meses atrás se detectó el covid-19 han fallecido 445 personas e infectado 11.340. El país tiene una tasa de 24,3 contagios cada 100.000 habitantes. La ocupación de camas de terapia intensiva es de alrededor de 5% a nivel nacional y de un 15% en la provincia de Buenos Aires, donde vive casi el 40% de los ciudadanos. El Gobierno peronista considera exitosa su política para enfrentar la pandemia pero ha advertido que en la ciudad de Buenos Aires, el distrito capital, se han quintuplicado los casos en los últimos días. Las autoridades sanitarias creen que junio será un mes más difícil y por eso se decidió proseguir con el aislamiento social.

La principal preocupación se centra en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, donde se concentran el 87% de las infecciones. Existe un temor de que esta se propague en sus cuantiosas barriadas populares, donde imperan el hacinamiento, las situaciones de pobreza, a veces extrema, y la falta del servicio de agua. Esos millones de personas son en estos momentos, de acuerdo con Fernández, las más vulnerables frente al coronavirus. "Se van a aumentar los test, la provisión de comida y el cuidado a todos los que trabajan allí para ayudar a sus vecinos".

El presidente pidió a los que viven en la capital y la periferia bonaerense acatar especialmente los rigores de la cuarentena como se hizo desde marzo. "El virus está circulando por las calles. Les pido que en lo posible se mantengan en sus casas. Confíen en nosotros, vamos a ocuparnos de cuidarlos". Y recordó que "si la curva (de contagios) se desborda, no hay sistema sanitario que pueda contenerlo". Por eso, subrayó durante su presentación televisiva, "vuelvan a pensar en los cuidado", que se habían vuelto más flexibles en las últimas semanas.

Escenario previsto

Fernández dijo a su vez tener la certeza de que "los casos van a subir porque hemos detectado dónde está el virus. Y no sabemos a cuántos ha infectado". Sin embargo, añadió, "al saber el lugar”, las barriadas populares, "es más fácil detectar a cuántos afectó". Señaló al respecto que ese escenario había sido previsto por las autoridades sanitarias. "Esto no debe alarmarnos, es parte de lo que esperábamos que ocurra. Por eso se pusieron tantas camas y construyeron hospitales. No tenemos que perder la calma".

El Gobierno informó a su vez que todos los permisos de circulación en las calles que habían sido emitidos al inicio de la cuarentena caducarán en las próximas horas y habrá que volver a tramitarlos. También prometió aumentar las partidas alimentarias en las zonas más carenciadas y las ayudas del estado para pagar salarios en las empresas. Nueve de cada diez argentinos reciben una ayuda estatal.