04 ago 2020

Ir a contenido

ORIENTE PRÓXIMO

Condenado un extremista israelí por asesinar a tres miembros de una familia palestina

El atacante lanzó un cóctel molotov contra la vivienda en Cisjordania en el 2015

El tribunal considera el suceso un "acto de terror" y el 9 de junio dictará la pena definitiva

El Periódico

Amiram, condenado por triple asesinato, llega al tribunal de la ciudad de Lod.

Amiram, condenado por triple asesinato, llega al tribunal de la ciudad de Lod. / EFE EPA / Avshalom Sassoni

Amiram Ben-Uliel, el extremista israelí que lanzó una bomba incendiaria a una vivienda palestina y mató a tres miembros de la familia Dawabshe, entre ellos un bebé, fue hoy condenado por tres asesinatos y dos intentos de asesinato. El ataque tuvo lugar en julio del 2015, en la localidad palestina de Duma, cerca de Nablus (norte de Cisjordania), a las 4 de la madrugada, cuando el condenado lanzó un cóctel molotov dentro de la vivienda, prendiéndole fuego mientras la familia dormía.

Los fallecidos fueron el matrimonio Saad y Reham Dawabshe y su bebé, Alí, de 18 meses, mientras que el otro de sus hijos, Ahmed, que entonces tenía 4 años, sobrevivió, pero con quemaduras en el 60% del cuerpo y estuvo durante meses ingresado en un hospital israelí.

El Tribunal de Distrito de Lod ha considerado que Ben-Uliel, de 25 años y residente en una colonia judía en Cisjordania, actuó con "conspiración para cometer un crimen de odio" y, aunque ha declarado que no pertenece a una "organización terrorista", la sentencia considera el crimen como un "acto de terror", lo que puede agravar la pena. La corte hará otra vista el 9 de junio, antes de confirmar la pena definitiva. 

Sospecha de otros atacantes

Husein Dawabshe, padre de Reham, declaró tras conocer el veredicto: "Siento que el juicio se hizo para otros, no para mí. No traerá de vuelta a mi hija, su marido y a mi nieto. Pero no quiero que otro niño tenga que estar en el lugar de Ahmed. Hemos pasado por un gran trauma y no lo olvidaré en cien años", informó el diario israelí 'Haaretz'.

El tribunal señaló que no es posible descartar que Ben-Uliel, que confesó su crimen, haya ocultado la participación de otras personas en el ataque.