MARCHA ATRÁS

Un brote de coronavirus en bares de Seúl infecta a 26 personas

Las autoridades piden a todas las personas que salieron de fiesta hacerse la prueba

Soldados de Corea del Sur desinfectan un barrio de Seúl ante el temor de contagio del coronavirus.

Soldados de Corea del Sur desinfectan un barrio de Seúl ante el temor de contagio del coronavirus. / KIM CHUL-SOO / EFE

1
Se lee en minutos
Efe

Seúl, la capital de Corea del Sur, ha tenido que dar marcha atrás en su estrategia de desescalada, cerrando de nuevo bares, clubs y discotecas tras un repunte de contagios desde el momento de su apertura. El país reportó este domingo 34 nuevos casos detectados el sábado, la mayor cifra diaria desde el pasado 9 de abril.

El Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) informó de que de esas 34 infecciones 8 son importadas y 26 son contagios comunitarios.

De estos 26 últimos la inmensa mayoría pertenecen a un brote ligado a varios clubes y bares del conocido barrio de Itaewon, en Seúl, que ya ha originado al menos 40 contagios.

El país asiático, uno de los que mejor ha controlado y estabilizado la infección de covid-19, no registraba más de 30 casos desde el pasado 12 de abril, e incluso enlazó esta pasada semana tres días consecutivos identificando menos de 10 contagios diarios, ninguno de ellos local.

Un hombre que visitó 5 locales

En el marco del nuevo brote de Itaewon, la primera persona en dar positivo, el pasado miércoles, fue un varón de 29 años que había visitado cinco clubes y bares de la zona en la madrugada del 2 de mayo.

Desde entonces se han confirmado al menos 40 casos, que incluyen gente que estuvo en los mismos locales y también compañeros de trabajo o familiares de distintos contagiados iniciales.

La identificación de este nuevo foco llega en la misma semana en la que Corea del Sur había relajado el distanciamiento interpersonal, lo que incluye la reapertura progresiva de colegios o museos, ante la caída de casos. Al menos 1.510 personas estuvieron en los cinco locales afectados por el brote.

Las autoridades surcoreanas han instado a todo aquel que visitara los establecimientos a aislarse en casa y someterse a test, y de momento ha logrado localizar a algo más de 600 personas.

Noticias relacionadas

No obstante, dar con todos ellos puede ser algo más complicado de lo habitual puesto que los cinco establecimientos están ligados a la comunidad LGTBI, la cual sufre intensos prejuicios en Corea del Sur.

Tras la identificación del brote el Gobierno Metropolitano de Seúl ha obligado a todos los bares y clubes a cerrar hasta nuevo aviso, mientras que en el resto del país este tipo de locales deberán mantener un estricto protocolo sanitario si quieren operar.