06 ago 2020

Ir a contenido

COYUNTURA CRÍTICA

Putin llama a la unidad en el homenaje a los caídos en la segunda guerra mundial

El presidente ruso pide a sus conciudadanos a ser "invencibles" ante cualquier enemigo cuando Moscú se convierte en uno de los principales focos de la pandemia de coronavirus

Efe

Homenaje en Moscú a los soldados caídos y veteranos de la segunda guerra mundial. / EFE VÍDEO

El presidente ruso, Vladímir Putin, rindió este sábado, en el 75ª aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, un solitario homenaje a los soldados caídos y a los veteranos de la segunda guerra mundial, con una ceremonia sin público ni invitados y un discurso en el que llamó a la unidad para "ser invencibles" ante cualquier desafío. Putin, que quería celebrar a lo grande y en presencia de mandatarios de todo el mundo, acudió solo a la Tumba del Soldado Desconocido en los Jardines de Alejandro.

En el monumento, ubicado junto a la muralla del Kremlin, Putin depositó junto a la Llama Eterna un ramo de rosas rojas y guardó un minuto de silencio. El mandatario únicamente estuvo acompañado por la guardia de honor y una banda militar. En su discurso destacó el "significado espiritual y moral del Día de la Victoria". En este día, dijo, "recordamos a aquellos que ya no están con nosotros, miramos sus rostros con amor en fotografías, deseamos a nuestros veteranos una larga vida e inclinamos la cabeza ante la gran generación de vencedores". Luego subrayó que lo que los soldados soviéticos hicieron "no se puede calcular con nada, no se puede pagar con nada".

Hazañas grandiosas

"Salvaron la patria y la vida de las futuras generaciones, liberaron a Europa y defendieron al mundo, reconstruyeron ciudades y pueblos y lograron hazañas grandiosas", señaló desde un podio situado en frente de la Tumba del Soldado Desconocido. "Millones de los que cayeron no vieron el momento de la victoria, una victoria que añoraban y creían que después de vencer al enemigo podrían regresar a sus hogares. Y lucharon por eso, lucharon hasta su último respiro. Dieron sus vidas para que podamos vivir nosotros, nuestros hijos y nietos, los que aún no han nacido, los que tienen que venir al mundo que defendió y salvó el soldado soviético", dijo.

Tras guardar otro minuto de silencio, roto solo por las salvas, Putin, consciente del impacto que tiene en muchos rusos no poder celebrar como quisieran la fecha en la que terminó la Gran Guerra Patria -como es conocida en Rusia-, prometió que se conmemorará el aniversario "como de costumbre" una vez el país haya superado la epidemia de coronavirus. "Marcaremos amplia y solemnemente la fecha del aniversario, lo haremos con dignidad, como nos dice nuestro deber para con los que han sufrido y logrado la victoria", indicó. "Habrá el desfile principal en la plaza Roja y la marcha nacional del Regimiento Inmortal", prometió, antes de acabar su discurso con un llamamiento a la unidad. "Sabemos y creemos firmemente que somos invencibles cuando estamos juntos", proclamó.

Foco mundial

El homenaje tuvo lugar justamente el día en que se ha conocido que Moscú ha superado los 100.000 casos de coronavirus, lo que convierte a la capital rusa en uno de los mayores focos de la pandemia en el mundo en cuanto a número de contagios.  Según las autoridades sanitarias, la mayor urbe de Europa con 12 millones de habitantes registró en las últimas 24 horas otros 5.667 casos de covid-19, alcanzando así la cifra de 104.189, más que varias de las capitales de los principales países europeos afectados por el virus.

Al mismo tiempo, la muerte de otras 54 personas ha elevado a 1.010 los pacientes fallecidos en la capital rusa desde el estallido de la crisis epidemiológica. El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, estimó en cerca de 300.000 los casos potenciales de coronavirus en la ciudad. Así, mientras las principales capitales europeos iniciaron o están a punto de embarcarse en una desescalada gradual, las autoridades de Moscú aplazaron esa medida, aunque ya existe una hoja de ruta de desconfinamiento avalada por el Gobierno central. En el cómputo global, Rusia se acerca a los 200.000 casos con un total de 198.676 en las cuentas de este sábado.