06 ago 2020

Ir a contenido

CONVERSACIÓN PRIVADA

Obama tilda de "desastre caótico absoluto" la gestión de Trump del coronavirus

Advierte de que la retirada de cargos contra Flynn "pone en peligro el estado de derecho"

Idoya Noain

Barack Obama y Donald Trump el 20 de enero de 2017, día de la toma de posesión del republicano.

Barack Obama y Donald Trump el 20 de enero de 2017, día de la toma de posesión del republicano. / A CARLOS BARRIA REUTERS

En público, y siguiendo la tradición, el expresidente de Estados Unidos Barack Obama suele contener las críticas a su sucesor, Donald Trump. A veces se escuchan, pero lo hacen como ataques duros pero envueltos en la seda de la elegante oratoria del demócrata. En privado, no obstante, la pelea es sin guantes, como ha demostrado una grabación de Obama filtrada por Yahoo News en la que se le escucha tildando de “absoluto desastre caótico” la respuesta de la Casa Blanca a la crisis coronavirus y advirtiendo de que la reciente decisión del Departamento de Justicia de retirar los cargos contra Michael Flynn pone en peligro el estado de derecho en EEUU.

El audio recoge una conversación privada online de media hora que Obama mantuvo el viernes con antiguos miembros de su Casa Blanca y su gobierno y estuvo moderada por su amiga y asesora en la Casa Blanca Valerie Jarret. “La elección que viene es tan importante a todos los niveles porque no luchamos solo contra un individuo particular o un partido político”, dice. “Con lo que luchamos es contra estas tendencias a largo plazo en que ser egoísta, ser tribal, estar divididos y ver a los otros como enemigos se han vuelto un impulso más fuerte en la vida estadounidense”.

En ese marco, y reconociendo que es un fenómeno que se está viendo “internacionalmente también”, Obama lanza su duro ataque a la gestión de la crisis del coronavirus de Trump, que tilda de “anémica e irregular”. “Habría sido malo incluso con el mejor de los gobiernos”, asegura. “Ha sido un absoluto desastre caótico cuando esa forma de pensar, ese ‘qué hay en esto para mí’ y ‘al diablo con el resto del mundo’, se aplica en nuestro gobierno”.

Flynn

La cuestión de la retirada de cargos contra Flynn, el primer asesor de seguridad nacional de Trump que admitió en 2017 haber mentido al FBI sobre sus contactos con el embajador ruso, es especialmente preocupante para Obama. En la conferencia el expresidente recuerda que “no hay precedentes de que se vaya de rositas que ha sido imputado por perjurio” (aunque el cargo no era ese sino declaraciones falsas al FBI) y lamenta la “en cierta forma minimizada importancia” que se le ha dado en los medios.

“Están en riesgo no solo las normas institucionales sino nuestra comprensión básica del estado de derecho y cuando empiezas a moverte en esas direcciones puede acelerar muy rápido, como hemos visto en otros lugares”, advierte.

Biden

En las declaraciones de Obama, que el 14 de abril dio oficialmente su respaldo a la campaña por la presidencia de Joe Biden, vicepresidente durante sus dos mandatos, permea la voluntad que ha expresado a personas de su círculo cercano, según 'The New York Times', de involucrarse más directamente y de forma más incisiva contra Trump y se le escucha decir que va a pasar “todo el tiempo necesario haciendo toda la campaña que pueda por Biden".

El rotativo también asegura que el expresidente ha mostrado a sus amigos su profunda preocupación porque Trump, pese a sus frecuentes tropiezos, pueda sacar partido de la exposición que da la presidencia mientras Biden sigue confinado en su casa en Delaware y haciendo campaña desde su sótano.