14 ago 2020

Ir a contenido

Tensión en el país caribeño

Un asesor del Guaidó reconoce haber pactado con el grupo armado detenido en Venezuela

Juan José Rendón, consejero político del lider de la oposición, admite el acuerdo a título personal con la empresa paramilitar Silvercorp pero afirma que "no llegó a hacerse efectivo"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirma que denunciará el caso a la Corte Penal Internacional y al Consejo de Segurida de las Naciones Unidas

Abel Gilbert

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, muestra los documentos de identidad de los estadounidenses Airan Berry (derecha) y Luke Denman.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, muestra los documentos de identidad de los estadounidenses Airan Berry (derecha) y Luke Denman. / AP

"Le va a costar mucho a la administración Trump deshacerse de la responsabilidad que tiene", ha dicho el Gobierno venezolano sobre la fallida incursión armada desde la costa marítima cercana a Caracas que hasta el momento ha provocado al menos seis "terroristas" muertos y otros 23 detenidos.

Entre los arrestados se encuentran dos supuestos exboinas verdes estadounidenses, Airan Berry y Luke Denman, con identificación de la contratista militar Silvercorp, relacionada a su vez con un tercer exmilitar de EEUU. "Vamos a la Corte Penal Internacional, vamos a ir al Consejo de Seguridad de la ONU. Le he dado instrucciones directas al canciller, Jorge Arreaza, y al embajador ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, para que preparemos una contundente denuncia (...) para que vaya sumando la fuerza legal de protección internacional para Venezuela", ha dicho Maduro. El Palacio de Miraflores también apunta contra Colombia. Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, ha dicho que a través de los testimonios de algunos de los capturados "queda establecida la responsabilidad de la derecha venezolana en los hechos del 3 de mayo". 

Juan José Rendón, a cargo del Comité de Estrategia de Juan Guaidó, el diputado a quien Washington y otros 54 Gobiernos han reconocido como "presidente encargado" de Venezuela,  ha admitido haber tenido contactos con la empresa Silvercorp. Rondón dijo haber firmado un "acuerdo preliminar" con su responsable, Jordan Goudreau, para que lleven a cabo la llamada Operación Gedeón que buscaba sacar a Maduro del poder.

Sin embargo, Rendón ha asegurado que ese contrato "no llegó a hacerse efectivo". Goudreau, quien afirma haber formado parte del Ejército de EEUU entre el 2001 y el 2016, en Irak y Afganistán, ha asumido el liderazgo en los hechos. Venezuela quiere ahora extraditarlo desde EEUU. En su página web, Silvercorp, con sede en Melbourne, en la costa atlántica de Florida, se presenta como una compañía que opera en más de 50 países y que se dedica a "brindar soluciones precisas y oportunas desde los problemas de seguridad más básicos hasta los eventos de crisis sensibles al tiempo".

Hablan los norteamericanos

Durante una rueda de prensa, Rodríguez ha presentado el testimonio del estadoundiense Airan Berry, uno de los capturados por las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FAB). Exsargento de ingeniería en la Fuerzas Especiales de EEUU entre 1996 y 2013, Berry calculó el costo de la Operación Gedeón en 200 millones de dólares. Un día antes, su compatriota Luke Denman le dijo a sus interrogadores que tenía la misión de tomar el aeropuerto de Caracas con la finalidad ulterior de llevarse a Maduro a Estados Unidos.

Guaidó rechaza imputaciones

Guaidó ha negado cualquier implicación en los sucesos y ha acusado a Maduro de fabricar una "olla" (montaje) para desviar la atención de los serios problemas internos, agudizados con la cuarentena. Los principales partidos de la oposición venezolana -Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Causa R, Encuentro Ciudadano, Proyecto Venezuela, Copei y MPV- le han respaldado en un comunicado.

El dirigente opositor Reinaldo Quijada señaló que existen  "suficiente evidencias" de que las incursiones paramilitares no son ninguna "olla gubernamental". No obstante estimó que se trata de un "acto autónomo, individualista, temerario, precario y egocéntrico de un pequeño grupo opositor, con la participación de mercenarios gringos. Y punto". Todas las demás implicaciones "son fantasía".

En su opinión, si Trump estuviese directamente involucrado, habría utilizado material tecnológico, como el que usó en el asesinato del General iraquí Qasem Soleinami, con dos misiles de alta precisión lanzados desde un dron. En ese sentido, dijo que es poco verosímil la elaboración de un contrato para llevar a cabo un golpe de Estado. "No creemos en la vinculación de Juan Guaidó en estos hechos”, añadió Quijada, quien rompió con Maduro en el 2013.