29 oct 2020

Ir a contenido

Los Pulitzer reconocen el trabajo de los pequeños diarios en plena crisis de la prensa escrita

Un periódico de Alaska se lleva el más prestigioso de los premios por su trabajo sobre la violencia sexual

Ricardo Mir de Francia

Fachada del edificio que alberga la redacción de ’The New York Times.

Fachada del edificio que alberga la redacción de ’The New York Times. / AFP / ANGELA WEISS

No corren buenos tiempos para la lírica ni tampoco para la prensa escrita. Sumido desde hace tiempo en una crisis existencial que ha forzado el cierre de uno de cada cinco periódicos en Estados Unidos desde el 2005, el sector trata ahora de sobrevivir al desplome de la publicidad provocado por las consecuencias colaterales del coronavirus. Los medios más pequeños son los que más están sufriendo, por más que su valor como servicio público sea incuestionable. Así ha querido reconocerlo el jurado de los premios Pulitzer en su última edición. El más prestigioso de sus galardones ha ido para el ‘Anchorage Daily News’ y ‘ProPublica’ por su serie de artículos sobre la desprotección policial que sufren las comunidades más golpeadas por la violencia sexual en Alaska

La serie ha sido premiada en la categoría de Servicio Público tras revelar que una de cada tres localidades de Alaska, casi todas ellas de población indígena, carecen de presencia policial. El trabajo de ambos medios dio pie a profusas reformas legislativas y la inversión de fondos públicos para tratar de resolver el problema, según ha reconocido la Universidad de Columbia, que desde 1917 se ocupa de entregar los premios. Esta vez la ceremonia quedó reducida a un anuncio por videoconferencia. Una ocasión que la administradora de los premios, Dana Canedy, aprovechó para subrayar el trabajo en primera líenea que los periodistas están haciendo durante esta crisis, “a pesar de los incansables ataques contra la verdad objetiva, los esfuerzos coordinados para socavar la libertad de prensa y el adverso clima económico”. 

Otro de los grandes galardones fue para ‘The Courier Journal’, un diario regional de Kentucky, por su trabajo en la categoría de Noticias de Última Hora. Sus periodistas cubrieron al detalle los centenares de indultos concedidos por el gobernador del estado, “mostrando como el proceso estuvo marcado por la opacidad, las disparidades raciales y las violaciones de las normas legales”, en palabras del jurado. En la categoría de Periodismo Local, el Pulitzer fue para el ‘Baltimore Sun’, otro diario con vocación local y casi 200 años de historia, por desentrañar la incestuosa relación financiera de su exalcaldesa, Catherine Pugh, con el sistema hospitalario de la ciudad. 

Los premios también tuvieron su dosis de reconocimiento para los grandes diarios del país. Brian Roshental, de ‘The New York Times’, se impuso en la categoría de Periodismo de Investigación por su trabajo sobre la industria del taxi en la Gran Manzana y los créditos abusivos concedidos a sus conductores para adquirir las licencias. La ‘dama gris’ también se impuso en el ámbito del Periodismo Internacional por su serie de artículos sobre las operaciones rusas en el extranjero, desde sus campañas de interferencia electoral al asesinato de espías disidentes. La serie de artículos de ‘The Washington Post’ sobre el impacto del calentamiento global en el planeta mereció el galardón dedicado al Periodismo Explicativo. 

En el ámbito a la fotografía, la cobertura de ‘Reuters’ de las protestas en Hong Kong y los reportajes de ‘Associated Press’ sobre la vida en Cachemira, territorio despojado el verano pasado de su autonomía por orden del Gobierno de Narendra Modi, fueron galardonados con el Pulitzer.