GRABADOS EN 2004 y 2015

EEUU publica los vídeos de tres avistamientos de ovnis

El Pentágono subraya que los fenómeno aéreos que aparecen en las imágenes mantienen el estatus de "no identificados"

’FLIR1’. Vídeo de ovnis reconocidos por la Marina de Estados Unidos. / MARINA DE EEUU

Se lee en minutos

Ricardo Mir de Francia

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha hecho públicos este martes tres vídeos de“fenómenos aéreos no identificados”, lo que popularmente se conoce como OVNIS (objetos volantes no identificados). La primera grabación fue tomada por sus pilotos en el 2004, mientras que las otras dos datan del 2015, aunque no deberían ser una novedad para los aficionados al género, ya que fueron aireados hace unos años por la prensa. El Pentágono “ha decidido hacer públicos los vídeos para aclarar cualquier posible malentendido sobre la autenticidad de las grabaciones que han estado circulando”, ha dicho en un comunicado. “Los fenómenos aéreos observados en los vídeos mantienen el estatus de ‘no identificados’”, añade Defensa. 

La Marina ya confirmó el año pasado la autenticidad de las grabaciones, sin atreverse a emitir un veredicto sobre unas aeronaves que se mueven a la velocidad de la luz a varios kilómetros sobre la tierra, sin alas ni mecanismos de propulsión aparentes, según han sido descritas. “¿Qué narices es eso?”, dice uno de los pilotos en una de las grabaciones del 2015. “Uau, ¿qué es eso, tío?”, dice el otro. “Mira cómo vuela”. El avistamiento en cuestión se produjo en la costa este de Estados Unidos durante una misión rutinaria de reconocimiento, cuando la aeronave volaba a “gran velocidad y baja altitud”, según afirmó en 2019 la Stars Academy of Arts and Science, un organismo privado dirigido por exfuncionarios de la NASA y la CIA. 

"No era de este mundo"

En otro de los episodios, correspondiente al 2004, los pilotos se pasaron dos semanas rastreando una aeronave que uno de ellos identifica inicialmente como un “dron” durante el audio de la grabación. El artefacto habría sido avistado sobre el Pacífico, a unos 160 kilómetros de las costas de California. De forma oval y de unos tres metros de longitud, volaba a unos 24 kilómetros sobre el nivel del mar, antes de que descendiera para quedar suspendido a unos seis kilómetros sobre la superficie, según la descripción que hizo en 2017 el ‘New York Times’. “Se aceleró como nada que hubiera visto antes”, le dijo entonces al diario uno de los pilotos.

En otra entrevista rlos pilotos reflexionaron con más pausa sobre aquella experiencia. “Puedo decirte que no era de este mundo”, le contó a ABC News el comandante retirado David Fravor. “No estoy loco ni he estado bebiendo. Por entonces llevaba 18 años volando. He visto todo lo que se puede ver en ese ámbito, pero nunca había visto nada igual”.

Las revelaciones del Pentágono están llamadas a avivar la fascinación que sienten muchos estadounidenses por la posibilidad de una vida extraterrestre. Cada año miles de personas siguen peregrinando a lugares como el Área 51 del desierto de Nevada, utilizada durante la guerra fría por el Pentágono para probar sus aviones espía U-2, unos ensayos que dieron pie a toda clase de especulaciones sobre los avistamientos de ovnis. 

OVNIS investigados por el Gobierno

Te puede interesar

Durante la presidencia de Barack Obama, entre 2007 y 2012 concretamente, el Gobierno federal financió el llamado Programa de Identificación de Amenazas Aéreas Avanzadas, dedicado a investigar los avistamientos de ovnis a cargo de sus fuerzas aéreas. Más que buscar marcianos, la iniciativa trataba de dar respuestas al posible desarrollo de aeronaves de última tecnología a cargo de rivales geopolíticos de EE UU como Rusia y China, según explicaron en su día fuentes cercanas al programa.

Con solo 20 millones de dólares de presupuesto y solo un puñado de funcionarios a su cargo no duró mucho. Poco antes de su clausura, Luis Elizondo, el espía de carrera que había estado al mando del programa, dimitió alegando que el Gobierno no se estaba tomando en serio el trabajo de su departamento.