25 oct 2020

Ir a contenido

el coronavirus y la educación

Italia reabrirá los colegios en septiembre y no en este curso

Giuseppe Conte afirma en una entrevista que la seguridad de los niños es lo primero y que ahora había un gran riesgo de contagio en los centros escolares

El primer ministro italiano, Giussepe Conte, en una videoconferencia.

El primer ministro italiano, Giussepe Conte, en una videoconferencia. / EFE / EPA

El jefe del Gobierno italiano Giuseppe Conte ha prometido reabrir las escuelas en septiembre solo para no "poner en peligro ahora la salud de los niños", en una entrevista publicada este domingo por el diario 'La Repubblica'. "La escuela está en el centro de nuestros pensamientos y volverá a abrir en septiembre. Pero todos los escenarios preparados por un comité de expertos predijeron altos riesgos de contagio en caso de reapertura antes de esta fecha", advirtió el dirigente.

"Es la salud de nuestros niños lo que está en juego", continuó Conte. Las escuelas han estado cerradas desde principios de marzo debido a la epidemia de Covid-19 que ya se ha cobrado más de 26.000 vidas en Italia, el país más afectado en Europa. Conte también confirmó que el Gobierno estaba trabajando en un plan para comenzar a desconfinar a los italianos y reabrir las actividades industriales a corto plazo, a partir del 4 de mayo.

El sector manufacturero

"Estamos trabajando (...) para permitir la reapertura de una buena parte de las empresas, desde el sector manufacturero hasta la construcción, desde el 4 de mayo", aseguró Conte. El plan se anunciará "a más tardar a principios de la próxima semana", pero las empresas deberán garantizar un "cumplimiento estricto de los protocolos de seguridad", como el distanciamiento social o el uso de una máscara, insistió.

Conte mencionó más específicamente "actividades productivas e industriales más orientadas a la exportación" porque estas últimas corren el riesgo de quedar aisladas de los circuitos internacionales. Aseguró, en general, que su Gobierno estaba trabajando para dar "un horizonte temporal claro a todos los operadores económicos", incluidos bares, restaurantes y otras actividades turísticas que se abrirán en último lugar, para permitirles "adoptar todos precauciones útiles que aseguren un nuevo reinicio en condiciones de máxima seguridad ".

La libertad de movimiento

Con respecto a la libertad de movimiento, en estos momentos limitado exclusivamente dentro del municipio de pertenencia y vinculado solo a las demandas de trabajo y salud que un ciudadano debe confirmar mediante una declaración de honor, mencionó " medidas menos estrictas ", sin más detalles. "Todavía no podemos restaurar la libertad de movimiento (...) pero nos aseguraremos de permitir más desplazamientos mientras mantenemos las garantías de prevención y contención del contagio", prometió el jefe del Gobierno italiano.