30 oct 2020

Ir a contenido

EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Trump congela las aportaciones de EEUU a la OMS

Les deja sin fondos hasta completar una "investigación" sobre la "mala gestión" de la crisis

La medida contra el organismo de la ONU llega mientras en EEUU se están intensificando las críticas a su propia respuesta

Idoya Noain

Trump suspende los fondos de Estados Unidos a la OMS en plena pandemia del coronavirus. / CONTACTO / VÍDEO: EFE

En medio de la pandemia de coronavirus, con cerca de dos millones de casos de Covid-19 confirmados en todo el mundo más de 125.000 fallecidos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cumplido este martes su amenaza y ha anunciado que congela la aportación de fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que Washington aporta cerca del 15% de su presupuesto, mientras se acomete una "investigación" sobre la actuación del organismo de Naciones Unidas durante la crisis.

Trump ya había anunciado la semana pasada que estudiaba la drástica medida, pero ha decidido llevarla a cabo mientras en EEUU se intensifica el escrutinio y las críticas a su propia gestión de la crisis. Y es difícil no ver en su duro ataque a la OMS la búsqueda de un chivo expiatorio, uno que cuadra con su línea habitual de ataque a organismos internacionales y resulta potencialmente menos dañiño para sus planes políticos que un enfrentamiento directo con China, con la que solo hace unos meses logró entablar una tregua en la guerra comercial que abrió desde la Casa Blanca.

"Encubrimiento"

Es sin embargo China el argumento central que Trump ha usado para justificar su decisión, reiterando sus acusaciones de que la OMS es demasiado "chinocéntrica" y lo ha sido en esta crisis. En sus declaraciones en los jardínes de la Casa Blanca, Trump ha asegurado que la OMS "no investigó informes con fuentes creíbles en Wuhan", ha denunciado que "su confianza en los datos de China puede que haya multiplicado por 20" los casos de coronavirus en el mundo y ha llegado a hablar de "mala gestión severa" y "encubrimiento de la propagación del virus".

Entre las paradojas del mensaje de Trump está su acusación de que la OMS "defendió las acciones del gobierno chino incluso alabando su supuesta transparencia", cuando él mismo aplaudió a Xi Jinping por eso mismo el 24 de enero en Twitter. "China ha estado trabajando muy duro para contener el coronavirus", escribió Trump. "EEUU aprecia mucho sus esfuerzos y su transparencia. Todo saldrá bien".

Asimismo, Trump ha asegurado que "el retraso (de la OMS) en declarar una emergencia pública costó tiempo y vidas". En su propio caso, el mandatario estadounidense no declaró la emergencia nacional en EEUU hasta el 13 de marzo. Para ese momento en el país solo había 1.920 casos confirmados y 41 muertes registradas pero las autoridades sanitarias públicas solo habían realizado 13.000 pruebas.

Desvío de los fondos

La congelación de los fondos de EEUU, en cualquier caso, puede tener un doloroso impacto en la OMS, a la que Washington aporta entre 400 y 500 millones de dólares al año. Y la financiación queda congelada mientras dure la investigación, un periodo indefinido que Trump ha marcado entre "30, 60 o 90 días". Durante ese tiempo Trump ha prometido que "se canalizarán los fondos a áreas más necesitadas" a través de otros organismos, sin especificar dónde, cuáles ni cómo.

Trump no es, ni mucho menos, el único que ha cuestionado la actuación de la OMS en esta crisis, o el peso creciente de China en un organismo al que Pekín aporta una décima parte de fondos que Washington. Otros han denunciado, por ejemplo, que desoyera las primeras advertencias de Taiwán sobre la transmisión del coronavirus entre humanos, o que desaconsejara las restricciones de viaje. Pero en las acusaciones de Trump resuenan sus críticas y asalto al multilateralismo habitual en sus discursos contra la ONU, la Organización Mundial del Comercio o la OTAN. "La OMS no nos ha tratado apropiadamente", ha dicho Trump, "no nos han tratado bien".