BALANCE DIARIO

Los contagios siguen bajando en Italia, con 2.667 casos nuevos

La cifra de muertes diarias baja también, pero suma ya 21.645 víctimas

Una mujer pasa frente a una tienda de ropa para niños, este miércoles en Milán.

Una mujer pasa frente a una tienda de ropa para niños, este miércoles en Milán. / MOURAD BALTI (EFE)

1
Se lee en minutos
Rossend Domènech

Día tras día, Italia parece ir ganándole el pulso a la epidemia de coronavirus. Según los datos ofrecidos este miércoles por el servicio de Protección Civil, los nuevos contagios en 24 horas han bajado hasta los 2.667 y las muertes, a 578. La tasa de contagios baja hasta el 1,64%.

En total, el número de casos de covid-19 en el país transalpino asciende a 165.155 y ya suman 21.645 fallecimientos.

Control de los asintomáticos

Vistas las cifras y en prevision del desconfinamiento generalizado, que será gradual y por categorías de ciudadanos y de actividades económicas, el Gobierno y el Ministerio para la Innovación, las autoridades italianas están cribando los últimos flecos sobre la tecnología a usar para el control de los positivos asintomáticos.

La idea de partidas es de que, hasta que no se descubra una vacuna contra el coronavirus, "habrá que convivir con él", según dijo la ministra de Innovación Paola Pisano. Dicha convivencia comportará un control de los positivos que vayan por la calle.

A la licitación oficial se han presentado 319 propuestas de aplicaciones y, según filtraciones no oficiales, el Gobierno habría elegido una elaborada por un grupo de treintañeros de Milán (Bending Spoons). De acuerdo con la Autoridad para la Protección de Datos, debe ser evitada la geolocalización de quien lleve el dispositivo, los datos recopilados deben ser anónimos y su almacenamiento debería durar solo hasta el fin de la pandemia, no más.

Conflicto político

Sin embargo existe todavía un conflicto "político" por resolver entre Innovación, Protección de Datos e industrias que desarrollan aplicaciones. El equipo de choque para organizar el desconfinamiento organizado por el Gobierno apuesta por una app con trazabilidad de los ciudadanos, mientras los demás la rechazan.

La tecnología Bending Spoons, que el ciudadano usaría de forma voluntaria y como autoprotección respecto a los positivos, registraría a traves de bluetooth a los positivos con los que el portador se cruce por la calle. Esto permitiría reconstruir el mapa de contagiados y avisarles o controlarles de forma explícita.

Noticias relacionadas

El ID o identificación del portador de la aplicaciónn cambiaría, según la tecnología elegida, cada 10-15 minutos, para asegurar la privacidad y las interferencias de extraños.

La tecnología elegida se empezaría a aplicar a partir del próximo 15 de mayo.