24 oct 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria mundial

La Eurocámara abre sus instalaciones y cocinas a las personas sin hogar

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, anuncia que darán 1.000 comidas días en Bruselas y que personas sin techo podrán dormir en uno de sus edificios

Silvia Martinez

Una mujer pasa frente al edificio de la Comisión Europea, en Bruselas.

Una mujer pasa frente al edificio de la Comisión Europea, en Bruselas. / EFE / OLIVIER HOSLET

La cantina de la Eurocámara en Bruselas empezará a cocinar 1.000 comidas al día para las personas sin hogar y el personal sanitario. “La fuerza de Europa es su solidaridad y como Parlamento Europeo queremos seguir dando ejemplo. Nuestras cocinas prepararán 1.000 comidas al día que se distribuirán entre aquellos que lo necesitan y quienes trabajan sin descanso en los hospitales”,  ha anunciado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Además de abrir sus cocinas, la Eurocámara también ha decidido poner a disposición de la región de Bruselas capital uno de sus edificios para que puedan dormir en él personas sin techo y para que pueda ser utilizado también por el personal sanitario en función de las necesidades médicas. Concretamente, según las previsiones, una parte del edificio se utilizará para albergar a las personas sin hogar y otra para acoger a personas en aislamiento o en recuperación.

De momento, no hay estimaciones de cuántas personas podrían acceder a estas dependencias y dependerá “de las necesidades” y de la coordinación con las autoridades belgas. No obstante, fuentes de la cámara, estiman que podrían acogerse unas 100 personas. “Estamos al lado de los que sufren, de los que trabajan incansablemente en los hospitales, de las ciudadanas y ciudadanos de Bruselas, como los de Estrasburgo y Luxemburgo, que nos acogen y que hoy necesitan ayuda. La fuerza de Europa está en nuestra capacidad de ser solidarios”, ha recordado.

Instalaciones de Estrasburgo

De hecho, el Parlamento Europeo también ha puesto sus instalaciones en Estrasburgo a disposición del Gobierno francés que utilizará el edificio de la sede parlamentaria de la capital alsaciana como centro de consultas del covid19 en el que se realizarán test de coronavirus, según anunció hace unos días la secretaria de estado de asuntos europeos, Amélie de Montchalin.

Serán, no obstante, la prefectura del Bajo-Rhin y el ayuntamiento de Estrasburgo los responsables de decidir cómo utilizar estas instalaciones en el marco del plan de confinamiento. “Estoy profundamente tocado por el anuncio del presidente del parlamento Europeo. Es un gesto humanista que le honra y que muestra la vinculación del Parlamento Europeo con Estrasburgo”, destacaba esta semana el alcalde Roland Ries. El Parlamento Europeo también ha puesto su flota de coches a disposición de ambas ciudades