28 may 2020

Ir a contenido

ALERTA SANITARIA INTERNACIONAL

Francia teme la peor recesión desde la segunda guerra mundial

El ministro de Economía defiende un fondo europeo para financiar la recuperación tras la crisis sanitaria del coronavirus

Advierte de que el proyecto europeo se juega su supervivencia si la UE no actúa unida

Eva Cantón

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, departe con la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en una reunión del Eurogrupo el pasado febrero, en Bruselas. 

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, departe con la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en una reunión del Eurogrupo el pasado febrero, en Bruselas.  / FRANÇOIS WALSCHAERTS (AFP)

Francia va camino de sufrir este año la peor recesión económica desde el final de la segunda guerra mundial si se confirman los datos que ha dado este lunes el ministro de Economía, Bruno Le Maire, durante su comparecencia en la comisión de Asuntos Económicos del Senado.

Hasta ahora, la peor cifra de crecimiento de la economía gala desde 1945 se registró en 2009, un año después de la gran crisis financiera, y fue del -2,2%. Once años después, la epidemia de coronavirus hundirá el PIB todavía más, según Le Maire.

El Ejecutivo francés ha desbloqueado 45.000 millones de euros para apoyar a las empresas afectadas por la caída de la actividad, pero de momento descarta una subida de impuestos.

“No es una buena idea querer relanzar la máquina subiendo los impuestos”, ha dicho el titular de Economía en una entrevista en France 2 en la que ha confirmado que se mantendrá la política fiscal aplicada desde el inicio de la legislatura.

Fondo de solidaridad

Por otro lado, en vísperas de la reunión del Eurogrupo, ha vuelto a defender la creación de un fondo de solidaridad de carácter temporal"europeo para relanzar de manera simultánea la economía de los países miembros porque lo que a su juicio está en juego es la unidad y la supervivencia del proyecto europeo.  

La pasada semana Le Maire explicó que Francia quiere que la Unión Europea ofrezca una respuesta a largo plazo para hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus y por eso plantea un fondo temporal que financie la deuda pública de los estados y permita acelerar la recuperación.

El fondo, cuya dotación habrá que determinar, tendrá una duración de entre cinco y diez años y su principal objetivo será coordinar las políticas de estímulo necesarias para relanzar el crecimiento europeo. Emitirá bonos con la garantía de todos miembros europeos, estará operado por la Comisión Europea y financiará programas destinados, entre otras cosas, a mejorar los sistemas sanitarios.

El mecanismo propuesto por Francia podría financiarse a través de las contribuciones voluntarias de los estados o bien mediante una fiscalidad específica. 

“Imagine que, después de una crisis de una violencia solo comparable a la de 1929, hay estados que se recuperan muy deprisa, porque tienen medios, y otros que lo hacen muy lentamente. Europa no lo resistirá, estallará si no demuestra solidaridad”, ha alertado Le Maire.