01 jun 2020

Ir a contenido

COVID-19

Trump dice que la prioridad es "salvar vidas" ante la crisis del coronavirus

El presidente de los Estados Unidos aseguró que el momento actual obliga a poner a la economía en un segundo plano ante la ola de contagios y muertes por la pandemia

El Periódico

Donald Trump con pruebas de COVID-19.

Donald Trump con pruebas de COVID-19. / Europa Press

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que la economía es su "segunda prioridad", anteponiendo ahora "salvar vidas", cuando los casos de COVID-19 superan ya los 160.000 en el país.

"Bueno, (el confinamiento) es muy malo para la economía, pero la economía es el número 2 en mi lista. Primero, quiero salvar muchas vidas", aseveró Trump durante su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus en la Casa Blanca.

Amplía las medidas

El mandatario cambió así su discurso de la semana pasada, cuando dijo que "el remedio no puede ser peor que la enfermedad" e instó a reactivar la economía nacional lo antes posible y relajar las medidas de confinamiento. Su objetivo era que el próximo 12 de abril, domingo de Pascua, las iglesias estuviesen "repletas" como un símbolo de esa reactivación.

Trump amplió el domingo hasta el 30 de abril las medidas para combatir el coronavirus después de que sus asesores médicos de más alto rango le mostraran estimaciones de al menos 100.000 muertos manteniendo las precauciones actuales. En la rueda de prensa, el presidente avisó que el pico de fallecidos en los Estados Unidos -que alcanza ya los 3.000- no llegará hasta al menos dentro de dos semanas.

Salvar vidas

"Siguiendo muy enérgicamente estas pautas, podríamos salvar más de un millón de vidas", destacó Trump, anteponiendo de nuevo la crisis de salud a la economía, sobre cuya recuperación se mostró confiado en que "volverá pronto" una vez haya pasado la pandemia.

Trump presumió que en los Estados Unidos se han realizado ya un millón de pruebas de coronavirus -de las cuales al menos 161.000 han dado positivo-, y es el primer país del mundo en alcanzar ese número de test.

Su secretario de Salud, Alex Azar, concretó que en el país se ha alcanzado ya la cota de 100.000 pruebas diarias, lo que según los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es clave para frenar la expansión del virus. "Las acciones inteligentes que tomemos hoy evitarán la propagación del virus mañana", resaltó Trump.  

Orden de confinamientos

Tras registrar cerca de 3.000 contagios y unos 50 fallecidos, el Distrito de Columbia y los estados de Virginia y Maryland, que conforman su área metropolitana, decretaron este lunes una estricta orden de confinamiento a sus residentes.

El gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan -artífice de la orden junto a la alcaldesa demócrata del Distrito de Columbia, Muriel Bowser, y el gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam-, alertó de que Washington puede estar en la "nueva ola" del COVID-19 en el país. La orden prohíbe a los residentes salir de su hogar a excepción de ir a buscar comida y medicinas, ir a trabajar a empleos considerados esenciales, realizar trabajos esenciales, así como ciertas actividades recreativas.

El miércoles pasado el Distrito de Columbia ordenó el cierre de todos los comercios a excepción de supermercados, farmacias y centros de salud, licoreras, bancos, clínicas veterinarias, guarderías, talleres mecánicos y tiendas de bicicletas. También se permite que los restaurantes mantengan abiertas sus cocinas para realizar entregas a domicilio.