07 abr 2020

Ir a contenido

Crisis sanitaria

México eleva a 475 los contagios y acumula seis muertos por coronavirus

El Gobierno mexicano señaló que están aplicando medidas de mitigación para controlar los casos de COVID-19 y preparando el escenario para enfrentar mejor la etapa más crítica de la pandemia

El Periódico

Personal médico en un hospital de México atendiendo casos de coronavirus.

Personal médico en un hospital de México atendiendo casos de coronavirus. / AFP

Las autoridades sanitarias de México reportaron la sexta muerte por COVID-19 en el país y un total de 475 contagios de COVID-19, un incremento de 14,73 % en las últimas 24 horas, equivalentes a 70 nuevos casos.

La totalidad de contagios refleja el acumulado desde la detección del primer caso en México, el pasado 27 de febrero, explicó en una rueda de prensa el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Los casos confirmados

Con respecto a los cinco muertos y 405 casos reportados este 24 de marzo, la cifra de contagios se elevó a 475 con un sexto fallecimiento, el de un hombre de 70 años que además padecía obesidad e hipertensión, dijo López-Gatell.

El experto confirmó la existencia de 1.656 casos sospechosos de COVID-19 que están en estudio y señaló que otros 2.445 ya han sido descartados como infectados con la enfermedad. En la jornada "muy lamentablemente se suma una nueva persona que falleció, un hombre de 70 años, de San Luis Potosí, con antecedente de contacto con una persona que viajó a Estados Unidos", explicó López-Gatell.

Nueva etapa

"México no ha llegado al punto donde comienza el incremento acumulado de los casos", destacó el experto mexicano al comparar las acciones contra el coronavirus que se tomaron en México respecto a las de Italia y Estados Unidos.

Por eso, tomando en cuenta la experiencia de lo ocurrido en otros países, en México decidimos adelantar medidas de mitigación que estaban contempladas para la segunda fase porque si "uno se tarda, ya no puede alcanzar a la epidemia" que crece rápidamente.

La fase 2, cuando hay transmisión comunitaria de COVID-19, fue activada en México el pasado 23 de marzo a fin de que el brote se propague lentamente, lo que permitirá que sea asumible para el sistema de salud. En la capital mexicana, se mantienen cerrados los cines, bares, restaurantes y otros establecimientos comerciales para evitar la propagación del coronavirus.