01 abr 2020

Ir a contenido

tradición milenaria

Los casos de coronavirus se disparan en Tokio tras la floración de los cerezos

Este miércoles se han contabilizado más de 40 infecciones, el mayor aumento en un día en la capital japonesa

El Periódico

Ni la pandemia de coronavirus ni el impacto económico que está ocasionando a Japón han impedido la tradición de contemplar al aire libre la floración anual de los cerezos, que en estas fechas siguen disfrutando libremente los nipones, desafiando cualquier intento de encerrarlos en casa. / EFE VÍDEO

La multitudinaria presencia de japoneses en las calles para disfrutar de la tradición de contemplar al aire libre la floración anual de los cerezos ha tenido sus consecuencias: Tokio ha registrado este miércoles el mayor número diario de infecciones por coronavirus.

Así aseguran los medios japoneses, que informan que este miércoles se han contabilizado más de 40 casos, el mayor aumento de un día en la capital japonesa. Con esta cifra, Tokio ha superado a ciudades más pequeñas para convertirse en el epicentro del virus del covid-19 en el país.

Las infecciones registradas el miércoles aumentan el total de casos en Tokio a alrededor de 200. La capital concentra así la mayoría de las infecciones en el país, superando a la isla norteña de Hokkaido, que tenía aproximadamente 163 casos, según la emisora ​​nacional NHK.

La belleza de los 'hanami'

Durante estos últimos días, ni la pandemia de coronavirus ni el impacto económico que está ocasionando a Japón han impedido la tradición de contemplar al aire libre la floración anual de los cerezos, que en estas fechas han seguido disfrutando libremente los nipones, desafiando cualquier intento de encerrarlos en casa.

El buen tiempo ha llevado a los japoneses masivamente a las calles y parques para participar en este ritual de observación de la belleza efímera de los brotes blancos y rosados llamado 'hanami', donde comen, beben y practican deportes en grupo.

Pese a que han sido numerosas las cancelaciones de viajes turísticos al país en las últimas fechas, en los parques se mezclaron japoneses y extranjeros durante largas horas.