21 oct 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

¿Por qué el coronavirus afecta tanto a Italia?

Los expertos apuntan como claves los diagnósticos, la mutación del virus y el contagio en los propios hospitales

Lombardia, la región más afectada, no puede enterrar a sus difuntos por falta de espacio en algunos cementerios

Rossend Domènech

Ataúdes de víctimas de coronavirus en el suelo de la iglesia de la localidad italiana de Serina, cerca de Bérgamo. 

Ataúdes de víctimas de coronavirus en el suelo de la iglesia de la localidad italiana de Serina, cerca de Bérgamo.  / PIERO CRUCIATTI (AFP)

Por segunda vez en una semana, después de un mes exacto del inicio de la pandemia, los camiones del Ejército italiano han enrado a las ocho de la mañana del sábado en Bergamo (Lombardía) y se han llevado 70 ataúdes amontonados en la morgue. El cementerio ya está cerrado, por falta de espacio. Los llevan a la cercana región de Emilia-Romagna para ser incinerados. Sin funerales, ni despedidas de familiares. Es la desoladora imagen que deja el COVID-19 está causando en Italia, que esta semana ya ha superado a China en cuanto a tasa de mortalidad.

Expertos de toda la península, consejeros científicos del Gobierno y del Instituto Superior de Sanidad se preguntan sobre las causas que producen un número tan alto de muertos. La respuesta es que hay varios motivos y que no afectan solamente a las personas ancianas, como ilustran los boletines diarios de Protección Civil.

“La edad media de la población por sí sola no puede explicar la letalidad “, ha subrayado Fabrizio Pregliasco, virólogo de la Universidad de Milán . Son muchas las voces que lamentan que en Lombardía el virus circula de una manera anómalamente elevada y está matando a demasiadas personas. La mortalidad en la región es del 10%, contra el 2,6% de la vecina región Véneto y el 2% de China o los 'solamente' 73 difuntos que presenta Alemania con más de 21.000 contagiados, por los 25.000 casos totales en Lombardia.

Catástrofe

“Hay una catástrofe en curso y tenemos que darnos prisa a entender por qué, ya que si la anomalía alcanza Milán, podríamos asistir a una hecatombe, que se puede replicar en grandes ciudades, como Londres, Berlín y París”, ha declarado la viróloga italiana Ilaria Capua, de la Universidad de Florida. “Nos atormenta la pregunta de por qué aquí el virus está tan concentrado”, afirman dede la Organización Mundial de la Salud, que sostiene que en la región lombarda se ha producido “una combinación  de factores”.

En los últimos días el virólogo Roberto Burioni ha apuntado a este diario que una de las causas es “la manera de diagnosticar a los contagiados”, que llega al 30% de casos en Lombardía por el 6% en Véneto. En Véneto, ante un contagiado se realizan análisis a todos los que estuvieron en contacto con la persona, por lo que se puede intervenir con tiempo antes de que los nuevos enfermos colapsen los centros sanitarios. En Lombardía, se analizan solamente a las personas con síntomas, lo que lleva a pensar que, en realidad, los positivos deberían ser muchos más que los declarados.  

Mutaciones

Otra de las razones que brindan los científicos es la mutación del virus: en Italia ya se han detectado dos o tres mutaciones distintas, una en la región de las Marcas, en el Adriático, una segunda en varios lugares de la península y la tercera en Lombardía, donde la cepa local sería particularmente “agresiva”. Hay que contar también con el hecho de que hospitalizar a tantos positivos colapsa las estructuras sanitarias y en muchos casos es dentro de los hospitales donde han comenzado y se han ampliado los contagios en Italia.

La edad de las personas  no es tampoco, como afirma el virólogo Pregliasco, un criterio que explique la alta mortalidad que produce el virus. La edad media de Italia ya es alta de por sí: 45 años (el 22,6% supera los 65), según el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT). Es decir, muy parecida a la de otros países, como Japón o Alemania. Los científicos subrayan que, en la primera fase el virus se ha cebado en los ancianos, aunque los análisis de Protección Civil y del Instituto Superior de Sanidad, lo aclaran mejor.  

En las uci de Italia el 12% de los hospitalizados cuenta con menos de 50 años. El índice de mortalidad es del 0,1% entre los 40 y 49 años, del 0,2% entre los 50 y 59, del 2,5% entre los 60 y los 69 y del 6,4% entre los de 70 y 79 años. Para los más de 80 años es del 13,2%. De estos últimos solamente el 0,8% no sufría de ninguna patología previa. El 25% contaba con una patología, también el 25% con dos y el 48,5% con tres o más patologías. Por este orden, los problemas de salud que más se presentan son hipertensión, cardiopatia y diabetes.

Alarmismo

“Demasiado alarmismo, igual este virus solo afecta a los viejos”. Así respondían la mayoría de los jóvenes de Milán entrevistados por las televisiones en los bares de la ciudad hace tan solo dos semanas. El primer caso conocido en Codogno, primer foco de Italia, tenía 38 años. Y en las zonas donde se han realizado algunos análisis generales a la población, uno de cada cinco jóvenes (desde los 19 a los 50 años) ha dado positivo. Hace menos de una semana, el 5% de los enfermos tenía menos de 30 años y en los hospitales había 43 niños con menos de nueve años y 85 con menos de 19 años.

 “Hoy tengo un mensaje para los jóvenes: no sois invencibles”, dijo este viernes Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, ilustrando que en la mayoría de los casos dan positivos sin síntomas. “Vuestros desplazamientos hacen la diferencia entre la vida y la muerte de otra persona”, advirtió Adhanom.