15 jul 2020

Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Recortes y errores han dejado a Francia sin mascarillas

Los profesionales sanitarios denuncian la escasez de material para hacer frente al coronavirus

Eva Cantón

Personal sanitario de un hospital de Lyón hace inventario de material de protección.

Personal sanitario de un hospital de Lyón hace inventario de material de protección. / JEFF PACHOUD (AFP)

Los médicos franceses llevan días repitiendo sin cesar que la epidemia de coronavirus pone en evidencia la falta de preparación del país para afrontar una crisis de esta envergadura. Ni mascarillas suficientes, ni equipos de protección para quienes están en la primera línea de batalla frente al virus.

"Honestamente, estamos en una situación digna de un país pobre y subdesarrollado. Es un fracaso", denunciaba en el diario L’Opinion Philippe Juvin, jefe del servicio de urgencias del hospital Georges Pompidou de París.

Si hace unos días el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, aseguraba en la emisora France Info que había mascarillas suficientes, este jueves en el Senado tuvo que admitir otra cosa. "Lamentablemente no estábamos preparados para tener mascarillas y equipos de protección por una decisión adoptada hace 9 años", dijo.

La portavoz del Gobierno, Sibeth Ndiaye, ha explicado este viernes que en el 2011, después de la gripe H1N1, se decidió que Francia ya no necesitaba almacenar mascarillas FFP2 porque la producción mundial era suficiente para garantizar el suministro en caso de epidemia.

Sin estoc

Un error estratégico, porque el principal fabricante de mascarillas mundial (China) tuvo que detener su producción por el coronavirus. El resultado es que Francia se encontró sin este tipo de mascarillas en estoc y solo el 27 de enero hizo los primeros encargos masivos.

Según BFMTV, hace 10 años Francia tenía 1.000 millones de mascarillas quirúrgicas y unos 600 millones de las de tipo FFP2, pero cuando los casos de coronavirus empezaron a crecer solo había 140 millones de las primeras. ¿Por qué? "Por cuestiones presupuestarias, una estrategia de corto plazo y una confianza ciega en la producción china", indica la emisora.

La dirección general de Sanidad contempla un plan de entrega semanal de manera que en las zonas más afectadas se distribuirán a un ritmo de 18 mascarillas por semana para los médicos generalistas, farmacéuticos y biólogos y de 6 semanales para las matronas y los fisioterapeutas. En el resto del país, solo los médicos tendrán mascarillas.

Plan de racionamiento

Los profesionales sanitarios critican un plan de "racionamiento" que no permite garantizar su seguridad.

"Estos objetos son a la guerra contra el coronavirus lo que la munición a los conflictos armados: no reutilizables, necesarios en grandes cantidades y de importancia vital", escribía este jueves el diario Le Monde.

En el mismo diario, el neurocirujano del hospital de Besançon, Laurent Thines, señala que, lo que pone de manifiesto el covid-19, es el estado de dejadez de los hospitales desde hace 10 o 20 años por parte de los sucesivos gobiernos.

"Quiero una comisión de investigación para saber cómo se ha dejado a Francia sin protección. Espero que Francia comprenda la importancia de tener un sistema de sanidad que funcione", ha clamado en Le Parisien el presidente de la Federación de Médicos de Francia, Jean Paul Hamon.