25 may 2020

Ir a contenido

MEDIDAS DRÁSTICAS

Niza impondrá el toque de queda por el coronavirus

Su alcalde toma la medida para hacer respetar el confinamiento

Interior apoya la iniciativa pero descarta adoptarla a nivel nacional

Eva Cantón

Dos policías de Niza multan a un hombre por estar en la playa, el pasado 19 de marzo.

Dos policías de Niza multan a un hombre por estar en la playa, el pasado 19 de marzo. / AFP / VALERY HACHE

Después de haber cerrado al público el famoso paseo de los Ingleses, el alcalde de Niza, el conservador Christian Estrosi, decretará el toque de queda para obligar a la población a quedarse en casa respetando el confinamiento con el que se quiere frenar el avance del coronavirus.

Aunque Estrosi había anunciado en Le Journal de Dimanche que el toque de queda empezaría este viernes a las 20 horas, su entorno ha informado a Afp que finalmente la medida se adoptará en los próximos días. "A partir de las 20 horas, una vez que los comercios y las farmacias cierren, nadie tiene razones para salir", había declarado al diario.

Cuando el decreto sea aprobado solo podrá desplazarse el personal médico o los trabajadores sociales que hagan visitas a domicilio a personas vulnerables. El alumbrado público se atenuará a partir de las 20 horas como señal del inicio del toque de queda y la red de cámaras de vigilancia con infrarrojos repartidas por la ciudad impedirán potenciales actos de delincuencia.

Detectaremos rápidamente a quienes contravengan estas medidas y la policía los detendrá”, añadió el alcalde, en cuarentena, como sus más cercanos colaboradores por haber dado positivo en Covid-19.

En la ciudad de la costa azul, la policía usa desde este jueves un dron con altavoces para difundir las consignas sobre la restricción de movimientos con mensajes muy básicos: “Todos los desplazamientos fuera de casa están prohibidos salvo excepción” y “respete una distancia de seguridad de al menos un metro entre cada persona”. Las imágenes recuerdan las de la ciudad china de Wuhan durante su confinamiento.

Descartado a nivel nacional

El ministro del Interior, Christophe Castaner, ha apoyado la iniciativa de Niza pero ha descartado decretar el toque de queda a nivel nacional, medida que ha reclamado la presidenta de Reagrupación Nacional (ex Frente Nacional), Marine Le Pen.

“En algunos territorios no se respeta el confinamiento, sobre todo por la noche, y se cometen delitos. Pido la instauración de un toque de queda a partir de las 20 horas que no daña a nadie salvo a los traficantes, ladrones, atracadores y otra chusma que se aprovecha de la situación”, dijo en su cuenta de Twitter.

Más vigilancia en París

Mientras, en París se ha reforzado la seguridad en torno a las estaciones de metro para evitar el éxodo de parisinos a la playa o el campo durante el fin de semana. Además, se ha prohibido cualquier tipo de actividad en las orillas del Sena, en el césped de la explanada de Los Inválidos y en los Campos de Marte.

Los vecinos, y sólo si tienen un documento justificativo, son los únicos que podrán pasar por esas zonas, en las que se vetarán las reuniones de grupos. “Es imperativo que todos participen en el esfuerzo colectivo de impedir el contagio. Respetar las recomendaciones es proteger la salud de todos”, sostiene el Ayuntamiento de la capital.

París no clausura en cambio los mercados al aire libre, aunque controlará que la distancia de seguridad se respeta estrictamente. Según el último balance oficial, Francia tiene 12.612 casos de coronavirus confirmados, 1.297 pacientes en reanimación y 450 muertos.