01 jun 2020

Ir a contenido

ESCÁNDALO EN WASHINGTON

EEUU investiga a tres senadores por especular y ganar millones con el coronavirus

Los políticos habrían vendido acciones con información priviligiada sobre el covid-19

Uno de ellos es el republicano Burr, presidente del comité de inteligencia, que negaba en público la gravedad de la crisis

Idoya Noain

El senador republicanio, Richard Burr. 

El senador republicanio, Richard Burr.  / AFP / SAUL LOEB

El escándalo ha estallado en Estados Unidos tras saberse que al menos tres senadores republicanos y una demócrata hicieron negocio y vendieron acciones vinculadas a empresas afectadas por la crisis del coronavirus cuando estaban recibiendo 'briefings' sobre la emergencia. Aunque para probarse la ilegalidad de sus acciones debe demostrarse que realizaron las operaciones bursátiles basándose en información que el público no tiene disponible y por ahora niegan haberlo hecho, la indignación es mayúscula.

El caso más sonado es el del senador republicano Richard Burr, que como presidente del Comité de Inteligencia tiene acceso a la información clasificada sobre amenazas a la seguridad nacional del país. Entre finales de enero y mediados de febrero, una semana antes de que los mercados empezaran a sufrir fuertes pérdidas en las que se han dejado el 30%, vendió en 33 transacciones acciones por valor de hasta 1,7 millones de dólares en sectores como el hotelero.

Mientras en público y hasta la semana pasada Burr replicaba el discurso optimista y minimizando la gravedad del problema que entonces lanzaba también el presidente, Donald Trump, en privado, como en una reunión a puerta cerrada con vips a finales de febrero, hablaba de una crisis sin precedentes desde la gripe de 1918.

El jueves, cuando el Center for Responsive Politics y ProPublica dieron la exclusiva sobre sus ventas, hasta en la ultraconservadora FoxNews se exigió que Burr, salvo que ofrezca una “explicación honesta”, dimita y sea imputado. “No hay mayor crimen moral que traicionar al país en tiempos de crisis”, dijo el presentador Tucker Carlson.

Este viernes, con crecientes llamadas a su dimisión y críticas incluso de colegas republicanos, Burr ha pedido al Comité de Ética que investigue sus operaciones bursátiles.

Trump: “Gente muy honorable”

Kelly Loeffler, otra senadora republicana que se sienta en el comité de Sanidad, vendió junto a su esposo millones de dólares en acciones poco después de recibir un 'briefing' privado de miembros de la Administración, según reveló 'The Daily Beast'. Ella se ha defendido diciendo que no toma decisiones sobre su portafolio de inversiones.

'The New York Times' amplió las informaciones con el nombre del republicano Jim Inhofe y la demócrata Dianne Feinstein. El primero ha explicado que no acudió a un briefing sobre coronavirus y no se encarga de sus inversiones y un portavoz de Feinstein ha asegurado que las operaciones las hizo el esposo de la senadora, como desde que llegó a la cámara, y que ella no participa en la toma de decisiones.

 Trump ha asegurado “no tener información” sobre el tema pero ha definido a los cuatro senadores como “gente muy honorable” y ha remarcado que “ellos dicen que no hicieron nada mal”.